Zelenski pide ante la ONU castigar más a Rusia y descarta por ahora negociar la paz

Volodimir Zelenski, presidente de Ucrania, en un mensaje grabado ante la Asamble General de la ONU.
Volodimir Zelenski, presidente de Ucrania, en un mensaje grabado ante la Asamble General de la ONU.

El presidente ucraniano aprovechó su momento ante la asamblea general y pidió más sanciones y más armas para su país.

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, ha aprovechado su discurso ante la Asamblea General de la ONU para pedir al mundo castigos más duros contra Rusia y para reclamar más apoyo militar a su país, descartando por ahora cualquier posibilidad de negociar la paz.

Zelenski se ha dirigido a la comunidad internacional en el mismo día en que el presidente ruso, Vladimir Putin, ha abierto una nueva fase de la guerra al decretar la movilización parcial de reservistas y amenazar con el uso de armas nucleares.

“Aquellos que nos hablan de chantaje nuclear deberían recordar que nuestro país tiene muchas armas de destrucción masiva mucho más modernas que las de OTAN y si hay una amenaza a nuestra integridad territorial, usaremos todos los medios a nuestro alcance para proteger a nuestros ciudadanos. No estoy mintiendo”, afirmó Putin con un tono desafiante durante su monólogo.

Por su parte, Zelenski, que tampoco está en Nueva York, se dirigió con un mensaje por video a la Asamblea General y denunció la invasión rusa como un “crimen” contra su país, contra sus ciudadanos y contra todos los valores que representa la ONU. “Se ha cometido un crimen contra Ucrania y exigimos un castigo justo”, insistió el presidente, hablando en inglés y vestido con su ya clásica camiseta militar.

Ese castigo, señaló, debe traducirse en sanciones, un bloqueo del comercio y las relaciones con Moscú, la retirada de su derecho al voto en órganos internacionales, restricciones a los visados para los rusos o la creación de un tribunal especial que juzgue los crímenes cometidos, entre otras cosas.

Rusia quiere pasar el invierno en el territorio ocupado de Ucrania y preparar a sus fuerzas para intentar una nueva ofensiva”, señaló. “Como poco, quieren preparar fortificaciones en tierras ocupadas y llevar a cabo una movilización militar en casa”, añadió Zelenski, que dijo que su país no puede aceptar una guerra aplazada hasta dentro de unos meses, pues entonces será aún más cruenta.

Por ello, pidió a sus aliados más apoyo militar, en especial armas de largo alcance y defensas aéreas, con las que poder continuar su contraofensiva. “Podemos devolver la bandera ucraniana a la totalidad de nuestro territorio. Podemos hacerlo con la fuerza de las armas, pero necesitamos tiempo”, dijo Zelenski, que también solicitó más asistencia financiera.

El apoyo a Kiev se ha escuchado con fuerza en la ONU por boca del presidente estadounidense, Joe Biden, que demandó firmeza al mundo ante la invasión rusa y que aseguró que lo que Putin busca es “acabar con el derecho de Ucrania a existir como Estado”.

También de varios líderes que ven el conflicto como algo muy cercano, caso de Estonia o Letonia, mientras que los países europeos reunieron a sus ministros de Exteriores en Nueva York para coordinar su respuesta a las últimas medidas de Putin. Mientras, numerosos Gobiernos de otras regiones optaron por llamamientos más generales a la paz y a poner fin a un conflicto que está teniendo consecuencias indirectas en todo el mundo.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA