Zelenski advirtió que Rusia comenzó con la gran ofensiva en el Este de Ucrania

Volodimir Zelenski, presidente de Ucrania.
Volodimir Zelenski, presidente de Ucrania.

El gobernador ucraniano de la región de Lugansk, Serguei Gaidai, también anunció el inicio de la ofensiva rusa contra el este de Ucrania.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, anunció el lunes el inicio de la ofensiva rusa contra el este de Ucrania, una región que en parte está en manos de los separatistas prorrusos y donde se intensificaron los combates.

“Ahora podemos decir que las tropas rusas han comenzado la batalla por el Donbás, para la que se estuvieron preparando durante mucho tiempo. Una gran parte de todo el ejército ruso se dedica ahora a esta ofensiva”, dijo Zelenski en un discurso difundido en Telegram.

“No importa cuántos soldados rusos se traigan hasta aquí, lucharemos. Nos defenderemos”, aseguró. Poco antes, el gobernador ucraniano de la región de Lugansk, Serguei Gaidai, también anunció el inicio de la ofensiva rusa contra el este de Ucrania.

Esta imagen satelital. secuelas del ataque aéreo en el teatro Mariupol Drama, el centro y el área circundante en Mariupol, Ucrania. (Satellite image ©2022 Maxar Technologies via AP
Esta imagen satelital. secuelas del ataque aéreo en el teatro Mariupol Drama, el centro y el área circundante en Mariupol, Ucrania. (Satellite image ©2022 Maxar Technologies via AP

“Esto es un infierno. Ha comenzado la ofensiva de la que llevamos semanas hablando”, dijo en Facebook. “Hay combates en Rubizhne y Popasna, combates incesantes en otras localidades pacíficas”, afirmó.

Al menos ocho civiles murieron el lunes por disparos y ataques rusos, según las autoridades regionales. Cuatro personas murieron en Kreminna, una pequeña ciudad de la región de Lugansk que cayó en manos de los rusos el lunes, dijo Gaidai en Telegram.

Y cuatro más en la cercana región de Donetsk, según el gobernador ucraniano de esa región, Pavlo Kyrylenko. “Dos en Torske, uno en Chandrigalove y otro en Razdolne. Otras cinco personas resultaron heridas”, dijo en Telegram.

Desde que Rusia anunció la retirada de sus tropas de la región de Kiev, ha concentrado sus fuerzas armadas en el este de Ucrania, objeto de frecuentes bombardeos desde el inicio de la invasión rusa el 24 de febrero.

El ejército ucraniano anunció hace varias semanas una gran ofensiva de Moscú contra la región del Donbás, gran parte de la cual está bajo el control de los separatistas prorrusos de las autoproclamadas repúblicas de Lugansk y Donetsk. Previamente el Ministerio de Defensa ruso había indicado que 16 objetivos militares de Ucrania habían sido atacados.

Según el ejército ruso, sus fuerzas destruyeron con “misiles de alta precisión” un importante “centro logístico e importantes lotes de armamento extranjero, entregados a Ucrania en los últimos seis días por Estados Unidos y países europeos, que se almacenaban allí” cerca de Leópolis, en el oeste del país.

Un soldado ucraniano toma una fotografía de una iglesia dañada tras un bombardeo sobre un distrito residencial en Mariúpol, Ucrania. Foto: AP / Evgeniy Maloletka
Un soldado ucraniano toma una fotografía de una iglesia dañada tras un bombardeo sobre un distrito residencial en Mariúpol, Ucrania. Foto: AP / Evgeniy Maloletka

De su lado, el gobernador regional de Leópolis, Maksym Kozitsky, indicó que en esa ciudad se registraron cuatro ataques con misiles de crucero, disparados desde el mar Caspio: tres sobre infraestructuras militares y una en un garaje de neumáticos.

Todos los objetivos quedaron “gravemente dañados”, según Kozitsky, quien dio cuenta de un balance de “siete muertos” y “once heridos, entre ellos un niño”.

Leópolis, situada lejos del frente y cerca de la frontera con Polonia, se ha convertido en refugio para los desplazados. En ella se encuentran además varias embajadas occidentales, trasladadas desde Kiev.

Por su parte, la Unión Europea (UE) condenó “los continuados bombardeos indiscriminados e ilegales de civiles y de infraestructuras civiles por parte de las fuerzas armadas rusas”.

En el plano diplomático, Volodimir Zelenski afirmó este lunes que espera que su país obtenga “en unas semanas” el estatuto de candidato a incorporarse a la UE, tras entregarle al embajador del bloque en Ucrania, Matti Maasikas, dos expedientes con la demanda de adhesión.

El presidente ruso, Vladimir Putin, concedió este lunes un título honorífico a una brigada acusada de cometer atrocidades en Bucha, cerca de Kiev, en tanto Leópolis, en el oeste de Ucrania, fue objeto de ataques que dejaron al menos siete muertos.

Los bombardeos en Leópolis se produjeron horas después de que el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, acusara a Rusia de querer “destruir” la región del Donbás, donde Moscú está concentrando fuerzas de cara a un eventual asalto.

En Mariúpol los últimos combatientes, atrincherados en el complejo metalúrgico de Azovstal, desoyeron el ultimátum de Moscú para que cesen el fuego y evacuen el lugar.

Un hombre anda en bicicleta frente a edificios destrozados, un esqueleto de lo que fue. (AP Photo/Evgeniy Maloletka)
Un hombre anda en bicicleta frente a edificios destrozados, un esqueleto de lo que fue. (AP Photo/Evgeniy Maloletka)

Mariúpol se ha convertido en el símbolo de la feroz resistencia ucraniana ante el ejército ruso. “La ciudad aún no ha caído”, sostuvo el primer ministro Denys Shmyhal. “Aún tenemos fuerzas militares, soldados, ellos lucharán hasta el final”, declaró a la cadena estadounidense ABC.

Mariúpol, con 440.000 habitantes antes de la guerra, es un objetivo clave para Moscú y el último obstáculo para garantizar su control en la franja marítima que va desde los territorios separatistas prorrusos del Donbás hasta la península de Crimea, anexionada por Moscú en 2014.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA