sábado 8 de mayo de2021

Video: madre le enseña el consentimiento a su hija y prohíbe a los abuelos besarla sin pedirle permiso a la niña
Brittany Baxter prohíbe a sus suegros que besen a su hija sin su consentimiento. / Foto: Gentileza
Mundo

Video: madre le enseña el consentimiento a su hija y prohíbe a los abuelos besarla sin pedirle permiso a la niña

Brittany Baxter es mamá de una pequeña de 2 años. Ella afirma que “los sentimientos de nadie serán más importantes que el derecho de mi hija a decidir sobre su propio cuerpo”. Desató polémica en redes.

Video: madre le enseña el consentimiento a su hija y prohíbe a los abuelos besarla sin pedirle permiso a la niña
Brittany Baxter prohíbe a sus suegros que besen a su hija sin su consentimiento. / Foto: Gentileza

Una madre australiana prohíbe a sus suegros basar a su hija. Esta decisión ha causado polémica en la redes sociales ya que algunos usuarios la apoyan y otros la califican como exagerada.

Battany Baxter, a través de un video en TikTok, explicó que sus suegros no tienen permiso para besar o abrazar a su pequeña hija de dos años sin su consentimiento y ha explicado sus razones, según el portal de noticias El Universal.

”Como madre, practico el consentimiento con mi hija y esto es algo que realmente me ha estado molestando. ¿Podemos empezar a normalizar el hecho de que los niños no tienen que besar a los adultos?”, dice Brittany Baxter.

Ella explica que ha habido ocasiones en que la niña dice que no a las muestra de cariño y, ante esto, los abuelos le preguntan: “¿qué, tenemos que pedirte un beso y un abrazo”. La situación ha molestado a la mujer quien asegura que ya les ha explicado varias veces que no está de acuerdo con que hagan sentir a la menor obligada.

Señala que aunque la niña se haya negado sus suegros la abrazan y la besan, lo que, en su opinión, traspasa los límites de su cuerpo, no sin antes usar la manipulación diciendo que la niña está hiriendo sus sentimientos.

“El cuerpo de mi hija no existe para que nadie se sienta más cómodo y amado”, dijo Brittany Baxter.

Asimismo, se dijo molesta por el hecho de que sus suegros no han querido respetar las decisiones de la niña, besándola de todas maneras.

Por esto mismo es que ha tomado la decisión de prohibir a los abuelos abrazar o besar a la pequeña pues, señala en la red social, que no es su culpa ni de su hija que la generación mayor no se haya tomado el tiempo de aprender cómo regular sus emociones. “Los sentimientos de nadie serán más importantes que el derecho de mi hija a decidir sobre su propio cuerpo. No tienes que sacrificar tus límites con el fin de aliviar la incomodidad de los demás”, señala.

También hace un llamado a otros padres: “¿Podemos empezar a normalizar el hecho de que los niños no tienen que besar a los adultos?”, dice la madre en el video viral de TikTok.

Asimismo asegura que no permitirá que su hija crezca en un entorno donde no pueda decir “no” por lo que no obligará a su pequeña a besar a la nadie, no solo a sus abuelos, si ella no tiene deseos de hacerlo.

El video ya cuenta con más de 492 mil reproducciones y 50 mil me gusta.

Muchos consideran que la mujer está exagerando y le está negando a los abuelos recibir muestra de cariño de su nieta, además de que la puede convertir en una niña maleducada, otros creen que es correcto que tome dicha posición por seguridad de la niña.

Son varios los especialistas que consideran que no es buena idea obligar a los niños a besar y abrazar a otros, aunque sean de su familia.

Por ejemplo, Lezeidarís, fundadora de SerMadrePR.com, señala: “Nunca he estado de acuerdo en obligar a los niños a hacer cosas que no quieren. La palabra obligar, de por sí, ya tiene una carga negativa. Se define como hacer que alguien haga algo utilizando la fuerza o la autoridad. Yo lo traduzco como hacer algo que no quieres y no sientes”.

En opinión de la emprendedora, la labor de los padres no debe ser obligar a los niños a hacer algo sino enseñarles a tomar sus propias decisiones y aprender a elegir, a desarrollar sus propios sentimientos y a no tener temor de expresar lo que sienten. “Creo que es fundamental proteger su inocencia y no contaminarlos con pensamientos o acciones de adultos. Enseñarles valores a través del ejemplo y no con acciones punitivas. Sé que muchos padres confunden este tipo de crianza con ser permisivos. Sin embargo, no se trata de dejarlos hacer lo que les dé la gana sino de guiarlos, escucharlos y comprenderlos un poco más”.

Respecto al tema de los besos y abrazos opina que lo mejor es que desarrollen sus sentimientos de forma natural y no por obligación. “ningún niño debe ser obligado por ‘respeto’, porque para ellos un beso es una demostración de afecto real”.