sábado 5 de diciembre de 2020

Imagen ilustrativa
Mundo

Una tormenta solar “golpeará” a la Tierra y podría afectar las comunicaciones

Así lo informó la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica, una agencia que se dedica a analizar el clima espacial.

Imagen ilustrativa

Una tormenta solar “golpeará” al planeta tierra entre hoy y mañana. Así lo informó la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica, una agencia que depende del Departamento de Comercio de los Estados Unidos que también analiza el clima espacial.

Según la NOAA el rango de dicha tormenta solar es de G1, el más bajo de la clasificación. No obstante, algunas comunicaciones y la red eléctrica se podrían ver afectadas.

“La atmósfera solar está compuesta por unos gases que están totalmente ionizados por las altas temperaturas a las que están. ¿Qué significa eso? Que son perfectamente conductores de las corrientes eléctricas”, explicó al diario español ABC Javier Rodríguez-Pacheco, catedrático de la Universidad de Alcalá de Henares (UAH) experto en astrofísica solar.

“A veces hay descargas, que conocemos como tormentas solares. Pueden manifestarse como fulguraciones, como eyecciones coronales de masa o las dos a la vez; y esas manifestaciones pueden tener consecuencias sobre el entorno del Sistema Solar”, agregó.

Si bien las erupciones solares son una constante para que afecten a la Tierra, el “chorro” de partículas cargadas que se liberan tiene que estar dirigido a nuestro planeta. 

“Suelen ser como ‘francotiradores’, no son como las ondas de choque que van asociadas a las eyecciones, que digamos son de ‘destrucción masiva’ porque abarcan más de 180 grados según se propagan; al contrario, estas tienen un radio de acción mucho más estrecho, pero dependen del ciclo solar: en un máximo hay más fulguraciones y más intensas, y cuando hay un mínimo, ocurre ahora mismo, hay menos y menos potentes”, explica Rodríguez-Pacheco.

Nuestro planeta tiene una suerte de escudo contra este tipo de fenómenos, llamado campo magnético, que desvía las partículas dañinas y cargadas del viento solar.  Es posible observarlo en las auroras boreales. Esas espectaculares luces en realidad son nuestro campo magnético desviando las partículas altamente cargadas que provienen del Sol.

Aunque el evento no tendrá consecuencias graves, algunos teléfonos podrían dejar de funcionar, las señales de radio, TV y cable podrían experimentar interrupciones, los sistemas de la red eléctrica podrían sufrir cortes.