lunes 12 de abril de2021

Eugénie Izard es psiquiatra infantil y ejerce la profesión hace 16 años.
Mundo

Una psiquiatra violó el secreto profesional para denunciar un abuso infantil y terminó con la matrícula suspendida

La médica ejerce la profesión desde hace 16 años, sin embargo, decidieron suspenderla por tres meses. “Hoy pago el precio de mi compromiso de proteger a los niños del abuso”, detalló Eugénie Izard.

Eugénie Izard es psiquiatra infantil y ejerce la profesión hace 16 años.

Un caso controversial despertó el enojo en Francia luego de que suspendieran a una médica psiquiatra que decidió violar el secreto profesional para denunciar un caso de abuso.

Eugénie Izard es psiquiatra infantil desde hace 16 años y ejerce en Toulouse, al sur de Francia, sin embargo, el consejo médico de su país le prohibió ejercer su profesión desde abril a junio de 2021.

Según detalla el medio France 3, en la sentencia “la sala disciplinaria nacional del orden de médicos la acusa de haber remitido el caso al juez de menores en lugar del fiscal y, en consecuencia, de haber violado el secreto médico”.

La denuncia

La doctora Izard denunció un abuso infantil y aseguró que actuó correctamente, sin embargo fue suspendida dejando salir a la luz que en Francia sigue siendo difícil proteger a los niños maltratados, especialmente a los que son víctimas de abuso por incesto.

En declaraciones a France 3, la médica aseguró: “Le escribí al juez de menores en el marco de la ley que autoriza el secreto compartido. En esto seguí el artículo 2 del código ético sobre los derechos de las personas vulnerables”.

“Hoy estoy pagando el precio de mi compromiso...  mi compromiso de proteger a los niños de los abusos”, describió Izard en un video que se hizo viral en YouTube.

Años de lucha

Todo este suceso comenzó en 2015, cuando la doctora Izard denunció abusos a un niño que estaba en psicoterapia. “No cerré los ojos a pesar de que el padre al que acusaba de abusos era un médico. Siguieron varios años de presiones y represalias, hasta esta escandalosa condena final”, contó.

Frente a toda la situación de la cuarentena por coronavirus, la negación y la rabia de ver cómo los menores maltratados son devueltos a sus padres maltratadores, la psiquiatra fundó, con sus colegas, la REPPEA (Red de Profesionales para la Protección de la Infancia y la Adolescencia), que, según ella, es inquietante.

“¿Es una coincidencia que justo después de la creación de esta red, haya recibido una primera denuncia de un padre médico que, tras cinco años de proceso, acaba de ser condenada en apelación por el consejo departamental de la Orden de Médicos a tres meses de inhabilitación para el ejercicio de la medicina?”, cuestionó Izard.

La psiquiatra espera que la sanción se levante rápidamente, ya que dice estar preocupada por los pacientes que está tratando actualmente y deben continuar con el tratamiento. “Algunos de ellos son frágiles, especialmente los adolescentes que se encuentran actualmente en instituciones y que están atravesando esta crisis con gran dificultad”, dijo.

“No verían a un psiquiatra durante tres meses, dada la escasez de psiquiatras infantiles, pero también el tiempo necesario para establecer una relación de confianza. No corresponde a mis pacientes hacerles pagar el precio por un error que no cometí”, cerró, contundente.