miércoles 23 de septiembre de 2020

El abuso sexual ocurrió en Muldersdrift, cerca de Johannesburgo (Sudáfrica) - Street View
Mundo

Una niña de 4 años fue violada “en manada” por cuatro nenes de 10 a 13 años

Ocurrió en uno de los asentamientos informales de Sudáfrica. El presidente de ese país reconoció el aumento de la violencia contra las mujeres y los niños.

El abuso sexual ocurrió en Muldersdrift, cerca de Johannesburgo (Sudáfrica) - Street View

Cuatro niños de entre 10 y 13 años fueron acusados en Sudáfrica de abusar sexualmente de una nena de 4 años. Los menores se encuentran actualmente detenidos en un centro de detención juvenil y se espera que comparezcan ante el tribunal.

El ataque tuvo lugar en uno de los asentamientos informales del país, más precisamente en Muldersdrift, cerca de Johannesburgo, que alberga gran parte de las comunidades más pobres. Según la información de medios locales, la madre de la niña de cuatro años se enteró de la violación por su sobrino, mientras trenzaba el cabello de un cliente.

La vocera de la Policía, Mavela Masondo, confirmó: “Los niños, junto con sus tutores, así como la madre y la víctima, fueron llevados a la comisaría y se abrió un caso de violación para una mayor investigación”. Los acusados de abusar de la nena son cuatro chicos de entre 10 y 13 años.

Este aberrante caso se produjo menos de una semana después de que un hombre, de 24 años, fuera arrestado por violar a una niña de 5 años en Khutsong.

La portavoz Masondo dijo que el hombre irrumpió en la casa de la niña y la secuestró después de que su madre la dejara desatendida junto a su hermano de 11 años. Más tarde se encontró al sospechoso y se lo detuvo, aunque también se podría abrir una investigación por negligencia infantil para la madre de la víctima.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) aseguró que la violencia contra las mujeres en Sudáfrica es “generalizada”, a pesar de sus intentos de reforma legal.

El presidente sudafricano Cyril Ramaphosa declaró en su discurso recientemente: “Como país, nos encontramos en medio de no uno, sino dos, epidemias devastadoras. Aunque son muy diferentes en su naturaleza y causa, ambos pueden superarse: si trabajamos juntos, si cada uno de nosotros asumimos la responsabilidad personal de nuestras acciones y si cada uno de nosotros nos cuidamos”.

“Es con el corazón más apesadumbrado que me presento ante las mujeres y niñas de Sudáfrica esta noche para hablar sobre otra pandemia que está asolando nuestro país: la matanza de mujeres y niños por los hombres de nuestro país”, reconoció el jefe de Estado.