Una docente le donó un riñón a su alumna de 5 años: “No lo pensé dos veces”

Una docente le donó un riñón a su alumna de 5 años: “No lo pensé dos veces”
Kayleigh Kulage y Robin Mach

Ocurrió en Estados Unidos. Kayleigh y Mach se sometieron a un exitoso trasplante de riñón que duró más de seis horas.

Una docente de educación especial le donó un riñón a su alumna de cinco años para salvarle la vida. Cuando se enteró de que la niña necesitaba ayuda, la mujer se ofreció y resultó ser compatible.

Ocurrió en Missouri, Estados Unidos. Kayleigh Kulage nació prematura y, tras pasar más de 150 días en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales, le diagnosticaron ceguera parcial, sistema inmune debilitado y falla en sus riñones.

Kayleigh Kulage y Robin Mach

La pequeña pasó los primeros años de su vida con cirugías, diálisis y consultas médicas. Además, tuvo que recibir educación especial que se adaptara a sus necesidades.

El trasplante

Debido a las complicaciones que tuvo durante su infancia, los médicos les explicaron a sus padres que la pequeña necesitaba un trasplante de riñón.

Josh y Desiree comenzaron a buscar un donante para su hija y cuando alcanzó los requisitos mínimos de altura y peso para recibir un trasplante, en octubre de 2020 encontraron a la heroína en el salón de clases.

Robin Mach

Robin Mach (46) es una maestra de educación especial que tuvo a Kayleigh como alumna durante más de dos años, informó People en su edición online.

“No lo pensé dos veces”, dijo Mach a la revista. “Le pregunté a Desiree un día, porque sabía que Kayleigh realmente lo necesitaba, así que pensé, ‘¿Por qué no intentarlo?’”, detalló la docente.

Después de tres meses de pruebas y de lo que Desiree llama “una montaña rusa de emociones”, los médicos aprobaron que la maestra fuera la donante.

“Me sentí muy aliviada y emocionada cuando me enteré porque el riñón de Kayleigh provenía de alguien que conocíamos”, le indicó la madre de la niña.

En febrero, Kayleigh y Mach se sometieron a un exitoso trasplante de riñón que duró más de seis horas. La maestra tuvo su cirugía primero en el hospital de la Universidad de Saint Louis donde le extirparon el riñón, que luego fue trasladado adonde estaba la pequeña, en el hospital de Niños Cardinal Glennon.

La madre de Kayleigh asegura que desde aquel el día la salud de la niña mejoró drásticamente y que ya no está atada a su máquina de diálisis todas las noches, que el color está volviendo a sus mejillas. De hecho, la familia está planeando su primer viaje de vacaciones juntos.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA