martes 2 de marzo de 2021

El profesor de Medicina Preventiva James Hamblin
Mundo

Un profesor de Yale lleva cinco años sin bañarse porque considera que “no es una necesidad médica”

James Hamblin, de 37 años, explicó los motivos de su extrema decisión en una entrevista concedida a la BBC.

El profesor de Medicina Preventiva James Hamblin

Un profesor de Medicina Preventiva de la prestigiosa Universidad de Yale lleva cinco años sin ducharse porque, según él, no es una necesidad médica. James Hamblin, de 37 años, explicó los motivos de su extrema decisión en una entrevista concedida a la BBC.

“Sé de muchas personas que se bañan muy poco. Sabía que era posible, pero quería intentarlo por mí mismo para ver cuál sería el efecto”, dijo Hamblin quien dejó de bañarse desde el 2015.

“Con el tiempo, tu cuerpo se acostumbra cada vez más para que no huela tan mal si no usas desodorante y jabón. Y tu piel no se vuelve tan grasienta cuando dejas de usar jabones fuertes. Muchas personas usan champú para eliminar los aceites del cabello y después se aplican un acondicionador para colocar aceites sintéticos. Si logras romper ese círculo, tu cabello terminará viéndose de la manera que era cuando empezaste a usar esos productos”, dijo Hamblin.

“Lo principal es entender que lleva tiempo ( para ver el efecto), no sucede de la noche a la mañana, no es inmediato. Hubo momentos en los que me quería duchar porque lo extrañaba, olía mal y sentía que tenía grasa. Pero eso empezó a pasarme cada vez menos”, explicó.

El especialista llegó a la conclusión que “el olor de los cuerpos es producto de bacterias que viven en nuestra piel y se alimentan de las secreciones aceitosas del sudor y las glándulas sebáceas que están en la base de nuestros folículos pilosos”.

“Cuando te duchas agresivamente, destruyes los ecosistemas. Se repueblan rápidamente, pero las especies quedan desequilibradas y tienden a favorecer los tipos de microbios que producen olor”, dijo.

Por eso, cuando dejas de ducharte hay un momento en el que “tu ecosistema llega a un estado estable y dejas de oler mal. No hueles como agua de rosas. Simplemente hueles como una persona”.

Hamblin dice que tiene un olor “propio”, que a su esposa le gusta y que para otras personas “no está mal”.

Hamblin tiene una pequeña rutina de limpieza que consiste en enjuagarse con agua rápidamente si lo siente necesario.

“Pero puedes exfoliar, puedes eliminar los aceites simplemente frotando con las manos y peinando tu cabello ocasionalmente. Y eso es todo”, dijo.

Las únicas partes del cuerpo que lava todos los días son las manos y los dientes.

Además, sostiene que las duchas diarias son una necesidad creada, una preferencia “pero no una necesidad médica”.


Por las redes