martes 24 de noviembre de 2020

Antonio Gwynn limpió las calles de la ciudad de Búfalo, luego de los destrozos que habían quedado tras las manifestaciones por la muerte de George Floyd.
Mundo

Un joven limpió durante más de 10 días los destrozos tras las protestas de pedido de Justicia por George Floyd y recibió una emotiva sorpresa

Antonio Gwynn limpió toda la avenida de manera voluntaria y desinteresada por lo que fue recompensado con doble premio.

Antonio Gwynn limpió las calles de la ciudad de Búfalo, luego de los destrozos que habían quedado tras las manifestaciones por la muerte de George Floyd.

Luego de la muerte de George Floyd, el afroamericano que fue asfixiado el pasado 25 de mayo en Minneapolis, Estados Unidos, por un policía que lo retenía con la rodilla en su cuello mientras lo mantenía esposado, cientos de vecinos salieron a las calles a manifestarse en contra de brutalidad policial y el racismo. Tras los destrozos que quedaron en la ciudad, un joven los limpió solo en la madrugada y los vecinos lo recompensaron con un auto y una beca.

Antonio comenzó a limpiar las calles las 2 de la madrugada y estuvo más de dos horas untando basura.Gentileza

Antonio Gwynn, un joven de 18 años, tomó la iniciativa de limpiar durante más de 10 horas de forma voluntaria la avenida Bailey, en Búfalo, Nueva York, donde se habían realizado las protestas que dejaron posteriormente severos destrozos.

En un reportaje con CNN, Gwynn detalló que vio en las noticias locales que la avenida estaba cubierta de vidrio y basura, y sabía que la gente la necesitaba para ir a trabajar por la mañana. Entonces comenzó a las 2 de la mañana del lunes, y no se detuvo por más de 10 horas hasta recolectar todo en unas bolsas grandes de residuo.

Según informó ABC, el joven fue recompensado con un auto deportivo y una beca universitaria completa por miembros de la comunidad, que valoraron la desinteresada acción de Antonio. Matt Block, un vecino del lugar decidió regalarle un Mustang rojo convertible modelo 2004 como premio a su gran labor para con la comunidad de Búfalo.

Vecino de lugar le regaló un Mustang rojo descapotable como reconocimiento a su gran labor.Gentileza

“No podía aceptar venderlo y esta era una buena manera de deshacerme de él y saber que alguien que lo reciba lo apreciará”, dijo Block. Pero como si eso fuera poco, para sorpresa del adolescente, el auto es exactamente igual al primero que le había regalado su madre, quien falleció en 2018.

Como segundo premio, Antonio recibió un beca completa de la Universidad Medaille para poder arrancar la carrera de negocios a partir del próximo año. “Aprecio todo lo que todos están haciendo por mí”, comentó Gwynn, quien participa activamente de Kappa Phi, una comunidad cristiana que hace servicio comunitario.