jueves 13 de mayo de2021

Un hombre cortaba el pasto, la máquina expulsó un tornillo y se clavó en el ojo a su hijo
Un nene de 3 años sufrió una terrible lesión ocular cuando su papá cortaba el pasto y un tornillo se engancó en la máquina, voló y se clavó en su ojo.
Mundo

Un hombre cortaba el pasto, la máquina expulsó un tornillo y se clavó en el ojo a su hijo

El terrible accidente doméstico tuvo como víctima a un nene de 3 años. El impresionante proceso médico para que no perdiera el órgano. Imágenes sensibles.

Un hombre cortaba el pasto, la máquina expulsó un tornillo y se clavó en el ojo a su hijo
Un nene de 3 años sufrió una terrible lesión ocular cuando su papá cortaba el pasto y un tornillo se engancó en la máquina, voló y se clavó en su ojo.

Un niño fue víctima de un impactante accidente de hogar, luego de que un tornillo se incrustara en su ojo izquierdo tras ser expulsado por la cortadora de pasto que usaba su papá en el jardín de la casa.

El incidente ocurrió el lunes pasado en Khon Kaen, Tailandia según lo detalla The Sun. Allí un hombre se disponía a cortar el césped de su casa con una desmalezadora de tipo motoguadaña a combustión, cuando su hijo de 3 años se acercó al área donde estaba trabajando.

Un nene de 3 años sufrió una terrible lesión ocular cuando su papá cortaba el pasto y un tornillo se engancó en la máquina, voló y se clavó en su ojo.

Sin darse cuenta, una de las cuchillas de la herramienta que empleaba el hombre chocó con un tornillo de una pulgada de largo que estaba escondido entre la maleza e hizo que volara por el aire y se incrustara en el ojo de la criatura.

En el acto el menor fue trasladado a un centro asistencial donde recibió los primeros cuidados y en el que le realizaron estudios para determinar la gravedad de la herida. Allí se estableció que el objeto no dañó zonas sensibles del globo ocular y que, milagrosamente, no perdió el órgano.

Un nene de 3 años sufrió una terrible lesión ocular cuando su papá cortaba el pasto y un tornillo se engancó en la máquina, voló y se clavó en su ojo.

Luego le hicieron una cirugía para retirar el tornillo y ahora el pequeño se encuentra recuperándose de la lesión.

Tat Sanguansak, uno de los profesionales que intervino en la cirugía, detalló que “afortunadamente, el tornillo golpeó su globo ocular pero no entró en la lente, lo que lo salvó de perder la vista. Sin embargo, debido al accidente, su ojo sangraba mucho y ahora está inyectado en sangre, por lo que se le hará un tratamiento de seguimiento para ayudar al niño a ver de nuevo”.