Un estudio científico determinó que las plantas pueden percibir ‘sufrimiento’

Un estudio determinó la respuesta de las plantas frente al 'sufrimiento'.
Un estudio determinó la respuesta de las plantas frente al 'sufrimiento'.

La investigación fue publicada en una prestigiosa publicación especializada y da cuenta de la respuesta de los vegetales a determinados estímulos.

Un singular estudio realizado en la Universidad Federal de Pelotas, en Brasil, llegó a la conclusión de que los tomates ‘sufre’, luego de estudiar una serie de reacciones en base a la acción de una hambrienta oruga sobre una planta.

En dicho estudio analizaron cuánto dolor pueden llegar a sentir las plantas y para establecerlo buscaron captar lo que ocurría con la hortaliza, a pesar que ninguna planta tienen sistema nervioso central.

Para cuantificar el estudio, colocaron sensores en un tomatero y lo expusieron al ataque del insecto voraz. Según lo señaló Gabriela Niemeyer Reissig, directora del estudio, la conclusión del experimento fue que las plantas sienten sufrimiento y lanzan unas reacciones químicas para alertar acerca del ataque.

Según lo especificó la revista “Frontiers in Sustainable Food Systems”, Reissig afirmó que “Lo que descubrimos es que las frutas pueden compartir información importante, como los ataques de orugas, con el resto de la planta”. Luego remarcó que probablemente “contribuye a que otras partes de la planta se preparen para sufrir el mismo ataque”.

“Dado que las frutas son parte de la planta y están hechas de los mismos tejidos que las hojas y los tallos, ¿por qué no podrían comunicarse con el resto de su ‘cuerpo’, e informarle sobre lo que están experimentando, igual que hacen las hojas normales?”, se cuestionó la investigadora.

Los estímulos reconocidos como “dolor” y “el inminente peligro” son transmitidos gracias a un “elaborado sistema de señales químicas, hormonales y eléctricas”, detalla el estudio.

La tomatera fue introducida en una jaula de Faraday, que las aísla de transmisiones eléctricas y corroboraron que al ser atacadas, lanzaron “peróxido de hidrógeno, para combatir a las orugas”.

Sobre esto, la investigadora aclaró que lo que se busca es mejorar las formas de detectar los ataques a los cultivos. “Detectar la infestación de plagas agrícolas, desde el primer momento, permitiendo medidas de control menos agresivas que las actuales y un manejo de insectos más preciso”, será importante para la actividad agrícola.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA