lunes 10 de mayo de2021

Tras el confinamiento en Italia, Francisco reapareció en público para su tradicional saludo dominical
Francisco volvió a utilizar la ventana del Palacio Apostólico para dejar su mensaje dominical. AFP.
Mundo

Tras el confinamiento en Italia, Francisco reapareció en público para su tradicional saludo dominical

El Papa estaba recluido y los oficios religiosos que realizaba eran transmitidos desde su biblioteca.

  • domingo, 18 de abril de 2021
Tras el confinamiento en Italia, Francisco reapareció en público para su tradicional saludo dominical
Francisco volvió a utilizar la ventana del Palacio Apostólico para dejar su mensaje dominical. AFP.

El papa Francisco reapareció hoy desde la tradicional ventana del Palacio Apostólico que da sobre la Plaza de San Pedro para pronunciar en público su tradicional plegaria semanal, que desde el 21 de marzo se transmitió desde su biblioteca debido a las restricciones por el coronavirus, y confesó que “extrañaba la plaza”.

Francisco volvió a utilizar la ventana del Palacio Apostólico para dejar su mensaje dominical. AFP.
Francisco volvió a utilizar la ventana del Palacio Apostólico para dejar su mensaje dominical. AFP.

Ante una reducida presencia de fieles que mantuvieron la distancia social en la plaza de San Pedro, Francisco dejó “un cordial saludo para todos ustedes, romanos y peregrinos brasileños, polacos y españoles, gracias a Dios, podemos reencontrarnos nuevamente en este lugar para nuestra reunión dominical”.

Con una sonrisa, el Papa expresó: “Debo confiarles una cosa: extrañaba la plaza. Cuando tenía que orar en la biblioteca, no estaba contento. ¡Gracias a Dios, gracias a ustedes por su presencia (...) les deseo a todos un muy buen domingo!”, consignó la agencia AFP.

Francisco volvió a utilizar la ventana del Palacio Apostólico para dejar su mensaje dominical. AFP.
Francisco volvió a utilizar la ventana del Palacio Apostólico para dejar su mensaje dominical. AFP.

La última plegaria dominical pronunciada por Francisco en público se remontaba al 14 de marzo.

Las restricciones anti Covid-19 adoptadas en Italia, y por lo tanto en Roma, donde está el Vaticano, no permitían la celebración de reuniones y, por lo tanto, fue necesaria la suspensión de este acontecimiento popular entre los fieles y peregrinos, y también turistas.