Tensión fronteriza: Rusia despliega un sistema de defensa costera en las islas Kuriles, que disputa con Japón

Sistema anti misiles ruso instalado en islas en disputa con Japón
Sistema anti misiles ruso instalado en islas en disputa con Japón

El Ministerio de Defensa de Rusia indicó que la unidad encargada del sistema montará guardia las 24 horas en la isla de Matua con el objetivo de monitorear el área de aguas adyacentes así como el estrecho de Nadezhda.

El Ministerio de Defensa de Rusia anunció este jueves que desplegó un sistema móvil de misiles de defensa costero en las islas Kuriles que mantiene en disputa con Japón. Rusia llama a las islas como Kuriles del Sur, mientras que Japón reclama su propiedad y las llama Territorios del Norte. El archipiélago separa el mar de Ojotsk del norte del océano Pacífico.

En un comunicado, el Ministerio indicó que la unidad encargada del sistema montará guardia las 24 horas en la isla de Matua con el objetivo de monitorear el área de aguas adyacentes, así como el estrecho de Nadezhda. ”Unidades de apoyo logístico de la Flota [del Pacífico] establecieron un campamento militar autónomo en el territorio de la isla, donde se completó el trabajo de mejorar las instalaciones destinadas al servicio y alojamiento del personal durante todo el año”, explicó el Ministerio. El Ministerio informó que el personal militar destinado en la isla se encuentra activo y dijo que empezó a planificar actividades de entrenamiento de combate.

Por su parte, el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, aseguró que Rusia tiene pleno derecho de desplegar cualquier arma en cualquier lugar de su territorio. Peskov indicó que Rusia y Japón están dispuestas a seguir adelante con un tratado de paz. ”Mantenemos la voluntad política de continuar un diálogo integral con nuestros socios japoneses para encontrar formas de resolver este problema”, dijo. La antigua Unión Soviética se apoderó del archipiélago tras la rendición de Japón en 1945, al final de la Segunda Guerra Mundial. Tokio entiende esa acción como una ocupación ilegal y los dos países han sido testigos de continuas tensiones sobre el tema.

La firma de un acuerdo de paz entre ambos países no se pudo realizar luego del fin de la Segunda Guerra Mundial debido a esta disputa territorial. Tokio considera varias de estas islas como parte de su territorio, mientras Moscú insiste en que estas se convirtieron en territorio ruso en 1945. A las autoridades rusas les preocupa un posible despliegue de sistemas de misiles estadounidenses en las islas, en caso de que estas sean devueltas a Japón.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA