Según informe de la Cruz Roja, los daños colaterales de la pandemia durarán décadas

Villa LA Favela, ubicada en Costanera a la altura de Villa Uquiza. Los habitantes de la Villa hacen fuego para poder calefaccionarse de alguna manera durante el invierno.  Foto: Pedro Castillo
Villa LA Favela, ubicada en Costanera a la altura de Villa Uquiza. Los habitantes de la Villa hacen fuego para poder calefaccionarse de alguna manera durante el invierno. Foto: Pedro Castillo

La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja publicaron un documento en el que se menciona que las mujeres y las personas que deben desplazarse por sus actividades diarias son las más afectadas económicamente.

Un reciente informe de La Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna (FICR) indicó que los impactos de la pandemia del coronavirus podría durar décadas. “Los destructivos impactos secundarios de esta pandemia dañaron el tejido de nuestra sociedad y se sentirán durante años, si no décadas”, aseguró el presidente de la FICR, Francesco Rocca, en una conferencia de prensa en línea.

La nueva investigación de la FICR destaca las consecuencias secundarias de la pandemia en las comunidades y las personas de todo el mundo, pero se centra en 10 países, incluidos Afganistán, Colombia, Irak, Kenia, Filipinas y Sudáfrica. “Desde el primer momento, esta pandemia se definió por profundas desigualdades. Las personas que ya eran vulnerables debido al conflicto, el cambio climático y la pobreza fueron empujadas aún más al límite”, detalló el informe.

La FICR mencionó, a su vez, que el coronavirus ha afectado de sobremanera, en cuanto a su economía, a las personas que tienen que desplazarse por sus actividades diarias y a las mujeres. ”Las personas que desplazan tenían más probabilidades de perder sus trabajos o sufrir una reducción de sus horas laborales durante la pandemia y fueron ampliamente desatendidas por las medidas formales de protección y salvaguardia”, indicó el FICR. Los ingresos de las mujeres se vieron afectados de manera más significativa debido al mayor riesgo de contraer la COVID-19 por sus roles de cuidadoras. El informe detalla que por la pandemia han estado más expuestas a la violencia sexual y de género, y han experimentado impactos en la salud mental en mayor grado que los hombres.

El informe destacó que el mundo se dirige a una recuperación extremadamente desigual, que depende de la eficacia y la equidad de los programas de vacunación. “Advertimos constantemente que la distribución desigual de las vacunas no sólo permitirá que continúen los altos niveles de transmisión, sino que esta desigualdad también obstaculizará, prolongará o exacerbará los impactos de esta pandemia”, aseguró Rocca. “Mientras continuamos permitiendo que las ganancias triunfen sobre la humanidad y los países más ricos sigan monopolizando las dosis, nunca podremos decir que esta pandemia terminó”, enfatizó.

La crisis provocó el aumento del desempleo y la pobreza, una mayor inseguridad alimentaria, una mayor vulnerabilidad a la violencia y la pérdida de educación de los niños, según el informe. “En las áreas urbanas, las tasas de pobreza crecieron, en algunos casos a un ritmo más rápido que en las áreas rurales”, agrega.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA