Rusia reclama a Estados Unidos que retire sus armas nucleares de Europa

Serguéi Lavrov, ministro de relaciones exteriores de Rusia
Serguéi Lavrov, ministro de relaciones exteriores de Rusia

Serguéi Lavrov, el ministro de relaciones exteriores ruso, afirmó que la “operación especial” es “desnazificar Ucrania”.

Rusia insistió ayer en que la existencia de armas nucleares de Estados Unidos en Europa es inadmisible y volvió a exigir garantías de seguridad a la OTAN, en un videomensaje del ministro de Exteriores, Serguéi Lavrov, acerca de la ofensiva rusa en Ucrania. “Para nosotros es inaceptable que, contrariamente a las disposiciones fundamentales del Tratado de No Proliferación de las armas nucleares, las armas nucleares de los Estados Unidos sigan estando ubicadas en el territorio de varios países europeos”, dijo.

“Ya es hora de que las armas nucleares estadounidenses se lleven a casa y la infraestructura asociada en Europa se desmantele por completo”, señaló Lavrov en la Conferencia de Desarme de la ONU, que se reúne en Ginebra y a la que no ha podido acudir en persona porque su avión no puede sobrevolar varios países europeos debido a las sanciones.

La Unión Europea no respeta el derecho fundamental al movimiento, con sanciones ilegitimas y unilaterales. Huye de un diálogo honesto y cara a cara, de un contacto directo que podría ayudar a encontrar soluciones políticas para los asuntos internacionales más urgentes como la tragedia en Ucrania”, señaló en un videomensaje grabado.

Por otra parte, Lavrov sostuvo que la OTAN da pasos peligrosos con el reforzamiento de su capacidad militar cerca de la frontera con Rusia y la acusó de violar con estas acciones “el principio de una seguridad indivisible” con el único fin de disuadir a su país. En este misma línea, criticó la decisión de varios países occidentales de suministrar armas a Ucrania y acusó al gobierno de Volodímir Zelensky de haber entrado en “juegos peligrosos y en planes de adquirir sus propias armas nucleares” con tecnologías que supuestamente quedan del periodo en que este país formaba parte de la Unión Soviética. “Rusia está comprometida con sus obligaciones para la no proliferación de armas de destrucción masiva y está tomando todas las medidas para evitar el surgimiento de armas nucleares y tecnologías asociadas en Ucrania”, sostuvo.

Previamente, Lavrov aseguró en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU que el objetivo de Rusia con la “operación especial” iniciada en Ucrania el pasado 24 de febrero es “desmilitarizar y desnazificar a Ucrania”. El diplomático acusó además a Kiev de practicar ocho años de violaciones de libertades fundamentales de la población rusohablante en Ucrania.

La acción rusa “es particularmente relevante ahora que Ucrania está siendo arrastrada hacia la OTAN y está recibiendo armas”, señaló a través de un videomensaje. “Los neonazis tomaron el poder en 2014 y esta ocupación debe parar”, subrayó Lavrov, quien acusó a Kiev de imponer un “régimen de terror” que reprime la utilización de la lengua rusa en las escuelas o lugares de trabajo o confisca los bienes de iglesias ortodoxas.

El silencio de Occidente muestra el “doble rasero de Estados Unidos y sus aliados, quienes han causado miles de víctimas en Yugoslavia, Libia o Afganistán”, comentó el jefe de la diplomacia rusa, quien añadió que el objetivo actual de Washington y sus socios es “crear una Antirrusia”. Lavrov también criticó que las sanciones Occidentales contra Moscú estén trascendiendo al ámbito financiero y económico “y lleguen al mundo cultural, deportivo, turístico o de educación, una muestra de que Occidente ha perdido claramente el control”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA