Rusia acusó a Ucrania de ataques contra infraestructuras civiles

Central hidroeléctrica de Kajovka, en la región de Jersón, anexionada por Rusia en septiembre de 2022.
Central hidroeléctrica de Kajovka, en la región de Jersón, anexionada por Rusia en septiembre de 2022.

Jersón se ha convertido en el centro del conflicto: mientras Rusia evacuó a toda la población civil, Ucrania ataca con misiles estructuras críticas de la ciudad.

Los servicios de Emergencia rusos han denunciado este domingo un ataque con misiles ucranianos contra la presa de la central hidroeléctrica de Kajovka, al 60 kilómetros al norte de la ciudad de Jersón, ahora mismo epicentro del avance de las fuerzas ucranianas en el sureste del país.

A la espera de que Ucrania responda a esta denuncia, los servicios rusos han denunciado que el Ejército ucraniano disparó al menos seis proyectiles desde sistemas de lanzamiento múltiple de cohetes (los HIMARS provistos por Francia). Cinco de ellos fueron destruidos, pero un sexto alcanzó la esclusa de la presa, aunque los daños no son de consideración, según el representante ruso de la administración de Novo Kajovka, Ruslan Agaev.

Gracias al trabajo de la defensa aérea, todos los ataques principales fueron repelidos. El cohete que impactó no causó daños críticos. Todo está bajo control. La presa está intacta”, ha asegurado en declaraciones recogidas por la agencia TASS. Por su parte, el jefe adjunto de la administración rusa en Jersón, Kirill Stremousov, ha denunciado que este ataque ha tenido lugar durante la evacuación de la población de Novo Kajovka, la más cercana a la presa, aunque no se tienen constancia de víctimas que lamentar.

Las autoridades designadas por Rusia en la región de Jersón, anexionada por Moscú el pasado septiembre, aseguraron ayer que Kiev concentra gran cantidad de tanques y blindados cerca de esa zona en el marco de los preparativos para una inminente ofensiva. “Concentran cada vez más equipo. Llegan muchos blindados y tanques”, escribió el vicegobernador prorruso, Kiril Stremoúsov, en Telegram. Además, advierten que Ucrania ha cortado la energía en la ciudad para agravar la situación mientras preparan el ataque definitivo.

Tampoco Kiev descarta evacuaciones ante la escalada de la situación y el aumento de los ataques rusos a sus infraestructuras críticas. Las autoridades de la capital ucraniana comenzaron a planificar una evacuación total de su población, cifrada en unos tres millones de habitantes, en caso de que continúen los bombardeos y sufran un apagón total.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA