sábado 26 de septiembre de 2020

Carlos Slim, magnate de las telecomunicaciones. Financia la producción, en México y Argentina, de una vacuna contra la Covid-19. - Gentileza / El Universal
Mundo

Quién es Carlos Slim, el magnate que “regala” la vacuna contra la Covid-19 a América Latina

El mexicano tiene 80 años y es dueño de un gigante de las telecomunicaciones. Cuál es el rol de su fundación para que, a principios de 2021, se distribuya a la población la solución a la pandemia.

Carlos Slim, magnate de las telecomunicaciones. Financia la producción, en México y Argentina, de una vacuna contra la Covid-19. - Gentileza / El Universal

Carlos Slim es el nombre del magnate mexicano que suena con fuerza por estos días como el responsable de financiar y “regalar” la vacuna de AstraZeneca/Oxford contra la Covid-19, lo que permitirá asegurar el acceso a principios de 2021 en América Latina, región que concentra el 45% de los fallecidos a nivel mundial.

El hombre nació el 28 de enero de 1940 en Ciudad de México. Tercero de seis hermanos de un matrimonio originarios de Líbano, se graduó como ingeniero civil en la Universidad Nacional Autónoma de México, en 1961. Estuvo casado y tiene seis hijos, pero antes de su formalizar su matrimonio ya había fundado su primera empresa, Inversora Bursátil. Fue el primer escalón ascendente de un empresario que pasó por distintos sectores y ámbitos, como el inmobiliario y a la construcción, y tiempo después industria, minería, telecomunicaciones, comercio y alimentos.

En 1980, Carlos Slim dio el gran salto con el Grupo Galas, hoy Grupo Carso (combina el arranque de su nombre y el de su mujer, Soumaya Domit Gemayel, fallecida en 1999).

Actualmente, el magnate es dueño de la telefónica América Móvil, que opera en 17 países de América Latina, incluida Argentina. Está integrada, entre otras, por Telmex, Telcel, Telesites, Nextel Brasil y Claro. El mexicano es el accionista mayoritario.

Entre otros hechos destacados de su carrera profesional, en 2008 compró un 6,4% del periódico estadounidense The New York Times, es decir 9,1 millones de acciones, por un valor aproximado de 123 millones de dólares. Y más atrás en el tiempo, en 1997, adquirió acciones de Apple Inc., justo antes del lanzamiento de la iMac, con lo que logró multiplicar su fortuna.

La revista especializada Forbes lo coloca en el puesto 12 de los más ricos del mundo 2020 con una fortuna estimada en 52.400 millones de dólares.

Carlos Slim, magnate de las telecomunicaciones - AP

El rol de su fundación en la vacuna

La Fundación Carlos Slim, citada en el comunicado de AstraZeneca, expresó su determinación de “colaborar en combatir esta inédita pandemia que tiene gran impacto en la salud, la economía y el empleo”, al tiempo que lamentó la pérdida de vidas humanas.

Con el financiamiento de la Fundación Slim se conseguiría una vacuna “a precios más razonables”, de entre 3 y 4 dólares.

De concluir con éxito los ensayos clínicos, se espera que las primeras dosis se empiecen a distribuir en el primer semestre de 2021.

El proceso arranca esta misma semana

La Fundación Slim anunció que los procesos para el desarrollo de la vacuna contra el coronavirus comenzarán esta misma semana, sin esperar a que la fórmula de AstraZeneca y la Universidad de Oxford culmine su tercera fase, para poder adelantar los tiempos de distribución en caso de que sea aprobada.

El proceso comenzaría mañana mismo, o sea, todo el proceso, la transferencia de tecnología, después la fabricación, la distribución, todo el proceso, pero este acuerdo se firmó para empezar mañana mismo, hoy mismo”, enfatizó Arturo Elías Ayub, vocero de la fundación.

Según explicó el portavoz, adelantar la producción es un “riesgo” que tiene el objetivo de tener la vacuna disponible lo antes posible, por lo que el acuerdo podría adelantar hasta en un año la distribución de las dosis en la región. En ese sentido, la fundación aporta el capital económico para que se compren todos los materiales necesarios para la producción, lo que asegura la factibilidad económica del desarrollo del fármaco en Argentina, a través del laboratorio mAbxience.

Vendría el líquido, digámoslo así, desde Argentina y se envasaría en México y desde aquí se distribuye”, explicó Ayub.