Polémica en Italia por una estatua que representa una tragedia pero con una mujer hipersexualizada

La espigadora de Sapri de Luigi Mercantini.
La espigadora de Sapri de Luigi Mercantini.

La obra obra de Emanuele Stifano representa a una joven cubierta con un vestido transparente que remarca completamente su figura y está inspirada en el poema La espigadora de Sapri de Luigi Mercantini.

Una escultura de bronce en conmemoración de una revuelta popular del siglo XIX que fue inaugurada hace algunos días en Sapri, Italia, se ha convertido en objeto de debate.

La obra de Emanuele Stifano representa a una mujer cubierta con un vestido transparente que remarca completamente su figura y está inspirada en el poema La espigadora de Sapri de Luigi Mercantini.

Luego de la presentación, la diputada del Partido Democrático, Laura Boldrini, publicó un tweet donde definió a la figura como “una ofensa a las mujeres y a la historia que se supone que celebra”.

“¿Cómo pueden las instituciones aceptar la representación de las mujeres como cuerpos sexualizados?. El machismo es uno de los males de Italia”, concluyó.

Por otra parte, la senadora Monica Cirinnà, consideró a la estatua una “bofetada a la historia y a las mujeres que siguen siendo solo cuerpos sexualizados”. “No dice nada sobre la autodeterminación de la mujer que decidió no ir a trabajar para tomar partido contra el opresor borbónico”, agregó.

En tanto, el Partido Democrático en Palermo: “Una vez más, tenemos que sufrir la humillación de vernos representadas en la forma de un cuerpo sexualizado, desprovisto de alma y sin ninguna conexión con las cuestiones sociales y políticas de la historia”.

Sin embargo, según informó 20 Minutos, el alcalde de Sapri, Antonello Gentile, aseguró que el concepto de la obra no ha sido “distorsionado” ni “criticado” por ningún “partido social o político”.

En tanto, el escultor Emanuele Stifano se ha mostrado “sorprendido y disgustado” por las reacciones a la figura, ya que la autoridad contratante había visto su boceto preparatorio y había aprobado el diseño.

Además, dijo que usualmente sus obras tienen que ver más con la desnudez “independientemente del género”, y que, en este caso, quiso aprovechar la brisa marina para “poner de relieve una anatomía” que no tenía por qué ser una representación exacta de la de una campesina del siglo XIX.

Homenaje

La masacre a la que la escultura pretendía homenajear tuvo lugar en 1857 cuando Carlo Pisacane, un revolucionario y pensador socialista italiano, dirigió una expedición fallida contra el Reino de Nápoles en la que perdieron la vida 300 personas.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA