domingo 28 de febrero de 2021

La vacuna de Pfizer también estará disponible en Argentina próximamente. / Imagen ilustrativa / Web
Mundo

Pionero: Reino Unido autorizó la vacuna de Pfizer contra el Covid-19 y empezará a aplicarla el lunes

El mismo día que Inglaterra salió de su segundo confinamiento, el gobierno hizo el anuncio. Se espera que la campaña arranque la semana que viene.

La vacuna de Pfizer también estará disponible en Argentina próximamente. / Imagen ilustrativa / Web

Reino Unido aprobó el uso de la vacuna de Pfizer/BioNTech contra el Covid-19 y comenzará a distribuirla en la población desde la semana que viene, convirtiéndose en pionero en Occidente.

Se trata del inicio de un progresivo retorno a la normalidad, ya que justo Inglaterra sale hoy de su segundo confinamiento.

”El gobierno aceptó hoy la recomendación de la Agencia de Reglamentación de Medicamentos y Productos Sanitarios (MHRA) de aprobar el uso de la vacuna contra el Covid-19 de Pfizer/BioNTech”, anunció el ministerio de Sanidad.

Pese a la rapidez de su aprobación, esta se hizo “con toda rigurosidad” y sin precipitación, precisó la directora de este organismo independiente, June Raine.

Con casi 59.000 muertes confirmadas por Covid-19, el Reino Unido es el país más castigado de Europa por la pandemia, que este año provocará el mayor retroceso en su economía en 300 años: -11,3%.

En vísperas de Navidad, las tiendas volvieron a abrir sus puertas este miércoles 2 de diciembre en Inglaterra - APAP

Los 56 millones de habitantes de Inglaterra salieron de un segundo confinamiento de cuatro semanas pero solo para encontrarse bajo restricciones locales que les impedirán verse con familiares y amigos en lugares cerrados y mantendrá bares, restaurantes, cines y teatros cerrados en la mitad del país.

En este contexto, el primer ministro Boris Johnson calificó de “fantástica” la aprobación de la vacuna que debe llegar en los próximos días procedente de los laboratorios de Pfizer en Bélgica.

”Es la protección de las vacunas lo que finalmente nos devolverá a nuestras vidas y hará que la economía se mueva de nuevo”, tuiteó.

Una primera entrega de 800.000 dosis de esta vacuna, de la que el Reino Unido adquirió 40 millones por adelantado, estará disponible a principios de la próxima semana, precisó el ministro de Sanidad, Matt Hancock, a la Radio 4 de la BBC.

El resto irá llegando progresivamente a medida que esté disponible. “Cada nuevo envío debe obtener la aprobación de la MHRA”, precisó.

Dada la necesidad de conservar el producto a muy baja temperatura, entre -70ºC y -80°C, la campaña de vacunación comenzará en los hospitales y se realizará siguiendo un orden de prioridad que comienza con residentes y trabajadores de geriátricos, personal médico y mayores de 80 años. Pero “siempre he dicho que el grueso de la vacunación se realizará el año que viene”, subrayó Hancock.

Los resultados de los ensayos clínicos de esta vacuna mostraron una eficacia del 95%.

El director general de Pfizer, Albert Bourla - AP

La autorización “en el Reino Unido marca un momento histórico en la lucha contra el Covid-19”, afirmó Albert Bourla, presidente de Pfizer.

”Esperamos que la llegada de esta vacuna al Reino Unido reduzca el número de hospitalizaciones de personas de alto riesgo”, declaró por su parte el director de BioNTech, Ugur Sahin.

Reino Unido, con una población de 66 millones de habitantes, también ha reservado vacunas a otros laboratorios, por ejemplo 100 millones de dosis de la que desarrollan Oxford y el británico AstraZeneca y otros 60 millones de la futura vacuna de Novavax.

Pese a la esperanza que trae “este anuncio no es el final de la historia y todavía hay mucho trabajo por hacer”, advirtió, sin embargo, el profesor Arne Akbar, presidente de la Sociedad Británica de Inmunología.

”El despliegue de la vacuna va a ser un desafío logístico y depende de nuestros dedicados profesionales de la salud en todo el país. Además, el fomento de la confianza del público en la vacuna va a ser crucial”, subrayó.

El innovador sistema utilizado por Pfizer/BioNTech y el tiempo récord en que se han desarrollado esta y otras vacunas ha suscitado reticencias entre partes de la población.

Mientras tanto, en toda Inglaterra las tiendas volvieron a abrir y atrajeron a los británicos ansiosos de hacer sus compras navideñas.

Los estadios de fútbol y otros eventos deportivos pueden volver a recibir público, con aforo limitado, por primera vez desde marzo. Y el gobierno comenzó a desplegar un sistema masivo de test para permitir mayor movimiento en los próximos meses hasta que se complete la vacunación.


Por las redes