Ni verla ni comprarla: una pareja cristiana no le vendió su casa a dos jóvenes por ser homosexuales

Luke Whitehouse y Lachlan Mantell, la pareja gay que no pudo comprar su casa por discriminación.
Luke Whitehouse y Lachlan Mantell, la pareja gay que no pudo comprar su casa por discriminación.

La pareja gay recibió un mensaje de los vendedores citando pasajes de la Biblia que se utilizan para condenar las relaciones entre personas del mismo sexo.

Luke Whitehouse y Lachlan Mantell son una pareja gay que tenían pensado comprar una casa en Londres, Inglaterra. Sin embargo, el mensaje de los vendedores los devastó. Cuando consultaron por el inmueble, los propietarios del mismo les prohibieron incluso verlo porque dijeron que la homosexualidad es “contraria a la palabra de Dios”.

Luke Whitehouse y Lachlan Mantell recibieron un mensaje de los vendedores, que son cristianos, citando pasajes de la Biblia que se utilizan para condenar las relaciones entre personas del mismo sexo.

La casa está ubicada en Coulsdon, Surrey.
La casa está ubicada en Coulsdon, Surrey.

El mensaje

Luke y Lachlan, que han estado juntos durante ocho años, planearon ver la casa en Coulsdon, Surrey, el sábado pasado.

Pero el miércoles anterior recibieron un mensaje de los vendedores a través de Purplebricks, detalla Mirror, de acuerdo a la información de MailOnline .

El mensaje decía lo siguiente: “Estimados Lachlan y Luke, gracias por compartir sus circunstancias con nosotros. Lamentamos si parecemos entrometidos, pero solo queremos dejar en claro que no estaríamos dispuestos a que dos hombres en sociedad vean o compren nuestra casa”.

Y termina:  “Como es contrario a la enseñanza de la gracia en la Palabra de Dios, la Santa Biblia, por ejemplo, Romanos 1: 24-28 y Judas 7 (versión King James). Saludos”.

La primera reacción de Luke fue de broma y bronca, casi simultáneamente: “Durante los primeros 10 segundos me reí, pensé que era una broma. Pero luego me molesté y lloré por teléfono con mi madre. La homofobia todavía existe”.

Luke, de 34 años y dueño de un negocio, Lachan, de 37 y productor de TV, dijeron que era su primer intento de ver una casa. Ni siquiera pudieron ir a conocerla.

Luke y Lachlan, originarios de Adelaida, Australia, buscaban su propio lugar después de haber estado separados durante la pandemia.

Dijo Luke: “El Covid nos separó, él estaba en Estados Unidos mientras yo seguía en Londresa. Comprar una casa era algo que queríamos hacer desde hace mucho tiempo. Pero esta era la única casa que planeamos para ver”.

Y concluyó: “Desde que empecé a salir con un hombre hace ocho años no me he encontrado con la discriminación. Probablemente he sido discriminado pero simplemente no estaba al tanto”.

Luke, de Putney, al suroeste de Londres, dijo que no compraría ni vería la casa aunque los propietarios se disculparan y cambiaran de opinión.

Y agregó: “Vamos a buscar otra cosa ahora “No vamos a dejar que nos afecte tratar de comprar una casa”.

Los dueños de la casa son Luke Main, de 33 años, constructor, y la física médica Joanna Brunker, de 34 años. La vivienda, ubicada en Coulsdon, al sur de Londres, tiene tres dormitorios y está valuada en 650.000 libras (881.000 dólares).

Según los informes, la doctora Brunker respondió a las críticas diciendo: “Somos cristianos practicantes y nos apegamos a nuestras creencias y no hemos hecho nada malo”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA