Masacre: pastores acusaron a una embarazada de “bruja” y la asesinaron junto a sus hijos

Uno de los acusados por la masacre en Panamá. (Foto: gentileza Crítica).
Uno de los acusados por la masacre en Panamá. (Foto: gentileza Crítica).

Los hombres fueron condenados a 47 años de cárcel. Durante el juicio no mostraron arrepentimiento y dijeron que mataron a sus víctimas “por un mandato de Jéhova”.

Un hecho ligado al horror ocurrió en una comarca indígena del noroeste de Panamá, luego de que dos hombres de 32 y 23 años asesinaran a seis nenes y una mujer embarazada (madre de cinco de los niños) durante un supuesto exorcismo. El suceso que tuvo lugar en enero 2020 volvió a ser noticia luego de que en los últimos días ambos sujetos fueran condenados a 47 años de prisión.

Los protagonistas se llama Abdiel González (32) y Jossafat González (23), pastores de la Iglesia “La Nueva Luz de Dios” de la localidad de El Terrón, en la comarca Ngäbe Buglé, donde ocurrió la masacre del verano del años pasado.

Acusación

La condena de 47 años de prisión por los delitos de privación de libertad, femicidio y homicidio doloso agravado se dictó este lunes en la provincia de Bocas del Toro, y se logró mediante un acuerdo de pena, luego de que ambos hombres aceptaran su responsabilidad en los hechos imputados, indicó la Fiscalía.

Víctimas de las secta

La Fiscalía panameña recordó que las víctimas de este caso son seis chicos de 1, 3, 8, 9, 10 y 17 años y la madre de cinco de ellos, Bellín Valdés Flores, una mujer de 32 años que estaba embarazada.

“Murieron como consecuencia de los múltiples golpes que recibieron en el cuerpo propinados con biblias, machetes y palos, luego de haber sido sometidos a un ritual justificando que tenían demonios que les tenían que sacar”, indicó el Ministerio Público (MP) en un comunicado.

Este hecho se registró el 13 de enero del 2020 en una estructura que funcionaba como iglesia en El Terrón, en medio de un presunto culto religioso, pero los cadáveres fueron enterrados en una fosa clandestina después, agregó el organismo judicial.

Según el diario panameño Crítica, a Bellín Valdés Flores los pastores la acusaron de ser una “bruja”. Durante el juicio no mostraron arrepentimiento y dijeron que mataron a sus víctimas “por un mandato de Jéhova”.

En su momento se informó que los sindicados por la masacre eran miembros de una secta autóctona denominada “La Nueva Luz de Dios” y que uno de los detenidos era el abuelo de los menores.

Las fuerzas especiales que se desplazaron al lugar tras las denuncias de los vecinos rescataron a 15 personas, de ellas al menos 7 menores, que estaban secuestradas y siendo sometidas a los mismos ritos exorcistas que llevaron a la muerte a las siete víctimas, y que también presentaron heridas que ameritaron su hospitalización.

El caso se destapó gracias a tres hermanos que lograron escapar del culto y denunciaron que la secta practicaba violentos exorcismos.

Otros seis hombres y una mujer también fueron detenidos por su presunta vinculación con el crimen múltiple y serán presentados ante un jurado.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA