Leonardo DiCaprio invierte en dos empresas de carne cultivada en laboratorio

El actor invierte en la producción de carne cultivada en laboratorio.
El actor invierte en la producción de carne cultivada en laboratorio.

“Una de las formas más eficaces de luchar contra la crisis climática es transformar nuestro sistema de alimentación”, comentó el artista en un comunicado.

El actor estadounidense Leonardo DiCaprio decidió apostar por dos start-ups que desarrollan carne a partir de células animales, Aleph Farms y Mosa Meat, invirtiendo capital en ellas y convirtiéndose en uno de sus asesores.

”Una de las formas más eficaces de luchar contra la crisis climática es transformar nuestro sistema de alimentación”, comentó el artista en un comunicado conjunto de las dos empresas. ”Mosa Meat y Aleph Farms ofrecen nuevas formas de satisfacer la demanda mundial de carne de vacuno, al tiempo que resuelven algunos de los problemas más apremiantes de la producción industrial de esa carne”, agregó. DiCaprio, que ya es inversor en la empresa de hamburguesas, salchichas y albóndigas de origen vegetal Beyond Meat, no especificó cuánto invertirá en las dos empresas.

Mosa Meat es una empresa holandesa cofundada por Mark Post, el primero en presentar al público una porción de carne picada “in vitro” hecha con células madre de vaca en 2013. Gentileza / INTI
Mosa Meat es una empresa holandesa cofundada por Mark Post, el primero en presentar al público una porción de carne picada “in vitro” hecha con células madre de vaca en 2013. Gentileza / INTI

En los últimos años, varias empresas emergentes se han introducido en el campo de la carne cultivada, que promete producir proteínas animales con menos impacto ambiental que la agricultura intensiva. Mosa Meat es una empresa holandesa cofundada por Mark Post, el primero en presentar al público una porción de carne picada “in vitro” hecha con células madre de vaca en 2013. Los defensores de la carne alternativa consideran que estas empresas son un componente fundamental para abordar el cambio climático.

La gestión convencional de la ganadería es una fuente de gases de efecto invernadero por la tala de árboles para hacer sitio a la cría de ganado y por las emisiones de los propios animales. Pero mientras que la carne de origen vegetal ha llegado a los principales supermercados, la carne cultivada sigue estando en una fase mucho más temprana de comercialización. Los costes siguen siendo elevados, y hasta ahora sólo Singapur ha aprobado la venta de estos productos.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA