sábado 5 de diciembre de 2020

Foto: AP
Mundo

La OMS pidió “herramientas adecuadas” y evitar las cuarentenas como método principal contra el Covid-19

El enviado en Europa, David Nabarro, afirmó que los bloqueos sólo hacen “que la gente pobre sea mucho más pobre”.

Foto: AP

El responsable de la Organización Mundial de la Salud (OMS) por coronavirus en Europa, David Nabarro, instó a los gobiernos a no utilizar el confinamiento como método principal para controlar la propagación.

“En la Organización Mundial de la Salud no abogamos por las cuarentenas como el principal medio de control de este virus”, dijo Nabarro a la revista británica The Spectator.

Aclaró que "el único momento en que creemos que una cuarentena está justificada es para ganar tiempo para reorganizar, reagrupar y reequilibrar sus recursos; proteger a los trabajadores de la salud que están agotados. Pero en general, preferimos no hacerlo”.

Según el especialista, la cuarentena “solo tiene una consecuencia que nunca hay que menospreciar y es hacer que la gente pobre sea muchísimo más pobre”.

Explicó que el impacto económico en los países pequeños que dependen del turismo y el aumento de los niveles de pobreza son dos efectos importantes de las cuarentenas y citó como ejemplo los daños sufridos en lugares como el Caribe o el Pacífico, debido a la cancelación masiva de los viajes o las pérdidas de los pequeños agricultores en todo el mundo porque sus mercados han sido golpeados.

“Es muy posible que tengamos al menos una duplicación de la desnutrición infantil porque los niños no reciben comidas en la escuela y sus padres, en familias pobres, no pueden pagarlo. En realidad, esta es una catástrofe global terrible y espantosa", señaló.

El enviado de la OMS en Europa instó a los líderes mundiales que “dejen de usar la cuarentena como su método de control principal” y que propongan “mejores sistemas”.

Por su parte, el jefe de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, aclaró esos dichos y advirtió este lunes que “no es una opción” dejar al nuevo coronavirus circular libremente para que la población adquiera la inmunidad colectiva, como algunos han sugerido.

“Nunca en la historia de la salud pública se ha usado la inmunidad colectiva como estrategia para responder a una epidemia, y mucho menos a una pandemia. Es científicamente y éticamente problemático”, declaró Adhanom Ghebreyesus, en conferencia de prensa.

Si no usamos adecuadamente las herramientas que tenemos a la mano, entonces el virus podría permanecer con nosotros, quedarse por un periodo muy largo”, concluyó el director de la OMS.