jueves 22 de octubre de 2020

LeBron James, jugador de Los Angeles Lakers, en contra de Trump.
Mundo

La estrella de la NBA LeBron James, un ejemplo para movilizar a los electores en EEUU

El jugador de Los Lakers, flamante campeón de la Conferencia Oeste, finalista para competir por el anillo y opositor a Trump, promueve el voto de la minoría.

  • lunes, 28 de septiembre de 2020
LeBron James, jugador de Los Angeles Lakers, en contra de Trump.

Cuando llegó a la ciudad de Cleveland, Steven Catudal quiso inscribirse rápidamente en las listas electorales en Ohio, motivado por el ejemplo de la estrella del baloncesto LeBron James, originario de ese estado del norte de Estados Unidos.

En la sala de los Cleveland Cavaliers, el equipo donde LeBron James adquirió durante 11 años el estatus de mejor jugador de su generación en la NBA, Catudal rellena documentos para estar en las listas electorales, como otros 700 nuevos inscritos.

Votará en las presidenciales del 3 de noviembre, en las que la movilización de los jóvenes será un factor determinante.

“Creo que es fantástico”, dice este consultor de empresas de 23 años originario de Nueva York.

“Esos deportistas profesionales son modelos para la gente en Estados Unidos y en todo el mundo”, y “dan ejemplo” al implicarse en la campaña y movilizar a los electores.

“Que esos equipos y esos deportistas se impliquen y animen a los jóvenes y a los demás a votar para moldear el futuro de Estados Unidos es enorme”, añade Catudal.

La votación en Ohio, donde el presidente Donald Trump se impuso en 2016, será clave una vez más en noviembre. Desde 1964, quien ganó en ese estado, ganó las elecciones.

El martes, Cleveland acogerá el primer debate entre Trump y su rival demócrata, el exvicepresidente Joe Biden.

Además de su compromisos caritativos, LeBron James, originario de Akron, en las afueras de Cleveland, siempre ha tenido un discurso político. Pero en 2019, los comentarios de una periodista del canal conservador Fox News, que pidió al jugador de Los Angeles Lakers que “cerrara la boca y botara” la pelota, parecieron despertar aún más esa faceta.

Desde entonces el jugador ha protestado contra las injusticias raciales, multiplicado los llamamientos a la movilización, tuiteado varias veces las consignas para inscribirse en las oficinas de voto y criticado a Trump.

El presidente respondió asegurando que prefería a la ex estrella de la NBA Michael Jordan, que “no hacía política”. James se unió recientemente al multimillonario Michael Bloomberg, que fue candidato a la investidura demócrata, para destinar 20 millones de dólares a pagar las deudas judiciales de expresidiarios de Florida, con el fin de que pudieran votar.

Y la asociación cofundada por James “More Than a Vote” (Más que un voto) ayuda a transformar las canchas de la NBA en oficinas de voto, a encontrar asesores y a velar por el respeto de los derechos electorales.

“No va a cambiar nada si se quedan en el banquillo”, declara el alero de los Lakers en el último anuncio de la asociación, difundido durante los play-offs de la NBA, la fase final de la liga norteamericana.

Frank LaRose, un político republicano que también es originario de Akron, forma parte del comité de dirección “More Than a Vote. LaRose uno de los pocos republicanos que no repite las acusaciones sin fundamento de Trump según las cuales los demócratas quieren amañar el voto por correo.

“Las preocupaciones del presidente no son válidas aquí en Ohio”, dice a la AFP. Ampliar el acceso al voto, sobre todo de las minorías en teoría más favorables a los demócratas, “no es un tema partidista”, afirma el republicano, días después de que James volviera a animar a la gente a “apoyar a los votantes negros” convirtiéndose en asesores en los colegios electorales.

La Fundación LeBron James Family construyó hace poco una escuela para niños desfavorecidos en Akron y un edificio a su nombre en la universidad de la ciudad. Amy Mellinger, una estudiante de 25 años que estudia un máster, le está agradecida a la estrella del baloncesto.

“Es un icono tan importante en Akron”, dice. “La gente lo escucha aquí. Lo necesitamos”. Habrá que ver si este año James tiene más éxito que en 2016. En las elecciones anteriores, cuando aún jugaba en Cleveland, hizo campaña para la demócrata Hillary Clinton, en vano.