La aerolínea Alitalia dejó de volar tras 74 años de servicio

Alitalia fue una de las empresas líderes en aerolíneas y se retira luego de 74 años.
Alitalia fue una de las empresas líderes en aerolíneas y se retira luego de 74 años.

Con el vuelo Cagliari-Roma, que se realizó el jueves en la noche, concluyó con la historia de la compañía internacional.

La empresa internacional de aerolíneas Alitalia dejó su servicio a la comunidad y apagó sus motores luego de 74 años de historia para dejar la pista a una joven startup, ITA, nacida de sus cenizas, en un mercado aéreo que lucha por recuperarse de las turbulencias de la pandemia de coronavirus.

El primer vuelo de Italia Trasporto Aéreo (ITA) despegó este viernes a las 06H20 hora local (0420 GMT) de Milán-Linate con destino Bari, en el sur del país, siete horas después del último aterrizaje de Alitalia, la noche anterior en Roma, procedente de Cagliari.

Fundada el 5 de mayo de 1947, Alitalia fue el símbolo del milagro económico de Italia tras la Segunda Guerra Mundial, convirtiéndose en la séptima compañía aérea del mundo en los años 70, antes de entrar en un largo declive, que se ha agravado en los últimos años.

Su historia está entrelazada con la del país: las primeras azafatas llegaron a bordo en 1950, Alitalia se convirtió en el transportista oficial de los Juegos Olímpicos de Roma en 1960 y superó la marca del millón de pasajeros, Pablo VI fue el primer papa que voló en ella en 1964 y Antonella Celletti, la primera mujer que pilotó uno de sus aviones en 1989.

La empresa Alitalia se retira tras 74 años de servicio.
La empresa Alitalia se retira tras 74 años de servicio.

“Asistimos con profunda tristeza al final de Alitalia, que era nuestro buque insignia nacional, símbolo de la historia de este país”, aseguró conmovida Laura Facchini, de 47 años, auxiliar de vuelo de Alitalia durante 20 años.

Como tantos otros, solicitó en vano pasar a formar parte de la plantilla de ITA como parte de la primera tanda de 2.800 personas contratadas este año. De aquí a 2022 deberán contratarse 5.750 empleados, de un total de 10.500 que tiene Alitalia.

“Muchos de nosotros estamos desesperados porque ya no tenemos trabajo. Estábamos muy unidos a la empresa, muy motivados, siempre tuvimos una sonrisa en la cara”, contó la delegada nacional del sindicato UGL Trasporto Aéreo.

Los sindicatos de Alitalia han llevado a cabo una serie de manifestaciones, protestaban contra los “contratos con descuento” ofrecidos por ITA, con recortes salariales de hasta el 20% e incluso el 40% para los pilotos, y la “venta por partes” de la compañía.

Mientras que el sector de la aviación ha pasado a ITA, una empresa totalmente estatal, los servicios de tierra y de mantenimiento se venderán por separado, mediante licitaciones, tal y como exigió la Unión Europea durante las duras negociaciones con Roma.

La Comisión Europea dio luz verde en septiembre a una inyección de 1.350 millones de euros (1.566 millones de dólares) en fondos públicos. Manteniendo “una discontinuidad económica” entre Alitalia e ITA, por lo que eximió a esta última de devolver las “ayudas estatales ilegales” recibidas por su predecesora.

A lo largo de los años, el Estado italiano ha desembolsado más de 13.000 millones de euros (unos 15.000 millones de dólares) para intentar salvar a la empresa, entre recapitalizaciones y créditos puente.

Pero no se pudo hacer nada y Alitalia acumuló pérdidas de 11.400 millones de euros (13.229 millones de dólares) entre 2000 y 2020.

“El gran error fue no invertir en el lucrativo mercado de larga distancia”, declaró Andrea Giuricin, economista especializado en transporte de la Universidad Bicocca de Milán. Sobre todo porque las compañías de bajo coste, como Ryanair y Easyjet, quebraron el mercado con la reducción de los precios para las rutas de corta distancia y el tren de alta velocidad redujo el tiempo de viaje entre Roma y Milán de seis a tres horas. Al borde de la quiebra, Alitalia fue puesta bajo supervisión de la administración pública en 2017, pero su situación se fue deteriorando aún más debido al impacto de la pandemia de covid-19, que ha dejado en tierra a las aerolíneas de todo el mundo.

En 2020, Alitalia registró pérdidas por 2 millones de euros (2,32 millones de dólares) al día, transportando sólo 6,3 millones de pasajeros en el año, frente a los 52,1 millones de Ryanair y o los 34 millones de Air France-KLM.

Con una flota reducida a la mitad, de 52 aviones, incluidos 7 aviones grandes, ITA tendrá dificultades para despegar, sostiene Andrea Giuricin.

“Resistir a la competencia de los gigantes Air France-KLM y Lufthansa en las rutas internacionales y de las compañías de bajo coste en el mercado nacional es una misión imposible”, recalcó.

Desde que Alitalia fue puesta bajo supervisión pública hace cuatro años, el gobierno ha buscado en vano compradores. En el pasado, sin embargo, Alitalia había atraído a importantes pretendientes, como Air France-KLM, que presentó una oferta en marzo de 2008, pero fue rechazada por Silvio Berlusconi, quien llegó al poder poco después, haciendo campaña sobre el tema de la defensa de la “italianidad”.

Rescatada por un grupo de empresarios italianos, Alitalia tuvo que ser de nuevo rescatada en 2014 por la empresa emiratí Etihad, que adquirió el 49% de su capital, sin por ello frenar su loca carrera hacia la quiebra.

El famoso logo verde sobre fondo blanco de Alitalia no desaparecerá del cielo europeo, debido a que ITA ganó el jueves por la noche la licitación para su compra, pagando 90 millones de euros (104 millones de dólares).

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA