Joe Biden pide que se bloquee la ley antiaborto de Texas, la más restrictiva de EE.UU.

Greg Abbott, gobernador republicano, promulgador de la Ley de aborto Senate Bill 8 en Texas. (Jay Janner/Austin American-Statesman via AP)
Greg Abbott, gobernador republicano, promulgador de la Ley de aborto Senate Bill 8 en Texas. (Jay Janner/Austin American-Statesman via AP)

La ley permite la interrupción del embarazo pero a muy pocas semanas, incluso antes de que algunas mujeres incluso sepan su estado. No hace excepciones ni siquiera en casos de violación o incesto.

El gobierno del presidente estadounidense Joe Biden exhortó el viernes a un juez federal a que bloquee la ley de abortos en Texas, la más restrictiva del país, que ha prohibido la mayoría de los abortos en el estado desde inicios de septiembre y que ha forzado a las mujeres a acudir a otros estados para recibir atención.

El juez federal Robert Pitman, nombrado por el presidente Barack Obama, no dijo cuándo emitiría su fallo al concluir una audiencia de casi tres horas en Austin. Al menos un proveedor de servicio de abortos en Texas dijo que estaba listo para reanudar los procedimientos si la ley, conocida como Senate Bill 8, era suspendida temporalmente. ”Cada día que la SB 8 está en vigencia, tenemos que rechazar a montones de pacientes”, dijo Amy Hagstrom Miller, presidenta de Whole Woman’s Health, en un documento en la corte.

Hasta ahora, todos los intentos de las clínicas de abortos en Texas de bloquear la ley han sido rechazados. Eso hace la demanda presentada por el gobierno de Biden su mejor oportunidad de asestar el primer golpe legal contra la ley de Texas, diseñado por los republicanos, luego de que la Corte Suprema fueron que se mantuviera. La ley prohíbe de hecho los abortos antes de que algunas mujeres incluso sepan que están embarazadas. No se hacen excepciones ni siquiera en casos de violación o incesto.

El cumplimiento de la ley queda en manos solamente de ciudadanos particulares, que tienen derecho a una compensación de al menos 10.000 dólares si tienen éxito en demandas no solamente contra proveedores de abortos, sino contra cualquiera que haya ayudado a una mujer a obtener un aborto. ”Un estado no puede prohibir los abortos a las seis semanas. Texas lo sabe, pero quería una prohibición a las seis semanas de todas maneras, así que el estado acudió a un esquema de justicia callejera diseñado para asustar a los proveedores de abortos y otros que podrían ayudar a mujeres a ejercer su derecho constitucional”, dijo a la corte el abogado del Departamento de Justicia Brian Netter.

La ley promulgada en mayo por el gobernador republicano Greg Abbott, entró en vigor el 1 de septiembre. En ese lapso tan breve, los proveedores de servicios de aborto dicen que se volvió una realidad “exactamente lo que temíamos”. La cadena Planned Parenthood dice que la cantidad de pacientes de Texas en sus clínicas en Texas disminuyó casi un 80% en las dos semanas posteriores a la entrada en vigor de la ley.

Algunos proveedores han dicho que las clínicas de Texas están ahora en peligro de cerrar sus puertas, al tiempo que los estados vecinos pasan trabajos para responder al aumento de pacientes que han debido manejar cientos de kilómetros desde Texas. Otras mujeres, dicen, están viéndose forzadas a mantener sus embarazos a término.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA