Israel construirá nuevo muro alrededor de asentamientos judíos

El muro que separa Israel de Cisjordania tiene 810km de extensión y separa a colonos judíos de la población palestina, a la que se le prohíbe el paso a lo que antes era su territorio.
El muro que separa Israel de Cisjordania tiene 810km de extensión y separa a colonos judíos de la población palestina, a la que se le prohíbe el paso a lo que antes era su territorio.

Pese a la oposición de la comunidad internacional por ser un símbolo de segregación, el gobierno de Netanyahu prepara un nuevo “Muro de la Vergüenza” que separará a colonos de palestinos, a quienes continúan expulsando de sus territorios y destruyendo sus viviendas.

El Ministerio de Defensa de Israel anunció este jueves 5 de enero que la administración israelí construirá un nuevo gran muro de 4,6 kilómetros alrededor de los asentamientos judíos ubicados a lo largo de la frontera con la Franja de Gaza.

El Ministerio señaló en un comunicado que las obras de la barrera, que tiene como objetivo de “proteger los asentamientos de los misiles antitanque lanzados desde Gaza”, ya han comenzado.

Pese a la oposición de la comunidad internacional por ser un símbolo de segregación, Israel construyó el Muro de Separación o Muro de la Vergüenza de 810 kilómetros en la Cisjordania ocupada a principios de los años 2000 con el fin de separar a sus ciudadanos de los palestinos.

Los grupos de derechos humanos y la comunidad internacional han pedido a Tel Aviv desmantelar todos los muros que perpetúan la desigualdad y violación de derechos en el territorio. Según el derecho internacional, todos los asentamientos judíos en los territorios ocupados se consideran ilegales. Sin embargo, desde 1947 hasta la fecha, el territorio ocupado por Israel en Palestina ha crecido exponencialmente, dejando a la población palestina segregada, además de contabilizar a miles asesinados o muertos en bombardeos por parte del ejército israelí.

Desde Palestina, autoridades y grupos internacionales de derechos humanos esperaban que con las repercusiones de la guerra en Ucrania la comunidad global pusiera el mismo énfasis que ponen contra Rusia en exigirle a Israel que detuviera la masacre al pueblo semita palestino. Pero a pesar de las declaraciones de organismos como la ONU, la segregación y la destrucción de viviendas por parte del ejército y la ocupación creciente de colonos judíos no ha detenido su marcha.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA