Identifican la sustancia que mató a una niña y dejó grave a su hermano tras consumir un pan envenenado

Identifican la sustancia que mató a una niña y dejó grave a su hermano tras consumir un pan envenenado
La tristeza de la madre los niños que ingirieron un pan envenenado.

El caso que conmovió a México reportó novedades en las últimas horas. La familia pide justicia.

La ciudad de Veracruz, México, se conmovió ante la muerte de Adriana, una niña de cinco años que falleció luego de comer un pan envenenado. Su hermano, Jacobo, consumió el mismo alimento y terminó internado. La familia pide justicia.

Según se pudo saber, un vecino arrojó el pan a un patio de la vivienda contigua, con la intención de que fuera comido por el perro. Pero los niños se adelantaron y mordieron el supuesto alimento tóxico.

La familia de los menores confirmó que anteriormente un vecino había intentado envenenar a su perro, por lo que suponen que el pan era para la mascota.

La pequeña Adriana tenía 5 años y falleció luego de comer pan envenenado, que se cree se lo habían arrojado a su perro.

Los hermanitos jugaban en el patio de su casa cuando de pronto encontraron porciones de pan tiradas en el piso. Lo comieron y allí se descompensaron. Adriana, la pequeña de cinco años, perdió la vida tras la ingesta de la sustancia. Su hermano Jacobo sobrevivió a la intoxicación y fue internado en el Hospital General Valentín Gómez Farías de Coatzacoalcos, al sur de Veracruz.

En el patio también estaba la hermana mayor de los niños, de 11 años, , quien no se percató del momento en que ambos menores ingirieron el alimento envenenado.

La madre de los menores, Hermila Gutiérrez, colabora en una escuela y se encontraba allí ocurrió la tragedia. Sus vecinos le avisaron que los niños se habían descompensado.

“No sé por qué envenenan animales y causan desgracias a los niños y les quitan la vida. Por eso, la gente debe entender que no puede dejar venenos para mascotas porque hay niños inocentes”, dijo la madre a medios de comunicación locales y agregó que su familia no cuenta con recursos para solventar los gastos funerarios de Adriana ni los del hospital de Jacobo.

“Yo digo que fue un ser humano, ¿quién anda preparando pan con veneno? Yo no lo vi, sólo Dios lo vio y es testigo de todo lo que me está sucediendo. Él sabe quién me arrebató a mi hija, y si es que por el perro habían arrojado el pan envenenado”, agregó Gutiérrez.

En las últimas horas, autoridades locales confirmaron cuál fue la sustancia que mató a la niña y dejó a su hermano internado: se trata de un plaguicida que se utiliza generalmente en los cultivos.

Romana Gutiérrez, Subdirectora de Atención Hospitalaria de la Secretaría de Salud en el estado, dio buenas noticias sobre la recuperación de Jacobo.

“En relación al caso del pequeño que fue víctima de intoxicación, afortunadamente va hacia la mejoría. Ya se logró extubar y eso significa que el pequeño respira por sí solo. Lo más probable es que la diferencia entre ambos casaos sea la cantidad del veneno. Es muy probable que la cantidad ingerida haya sido la diferencia entre lo que pasó con Jacobo y su hermana”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA