Era policía, lo dieron por muerto en el tsunami de Indonesia y 16 años después lo encontraron vivo

Abrip Asep fue internado en un hospital de salud mental después del tsunami de 2004 en Indonesia y gracias a las redes sociales su familia descubrió que estaba vivo.
Abrip Asep fue internado en un hospital de salud mental después del tsunami de 2004 en Indonesia y gracias a las redes sociales su familia descubrió que estaba vivo.

El efectivo estaba de servicio al momento del fenómeno y lo dieron por fallecido.

Corría el año 2004 y diciembre comenzaba a despedirse. Muchos planificaban el 2005 con entusiasmo y esperanzas sin siquiera sospechar que una de las tragedias más grande en la historia de la humanidad estaba por producirse.

El 26 de ese mes parecía ser un día más, hasta que un terremoto de 9 grados en Sumatra despertó al monstruo del tsunami: una ola gigante se abalanzó contra las principales costas del Océano Índico y arrasó con lo que encontró a su paso, dejando la escalofriante cifra de más de 230 mil muertos.

Uno de los países más comprometidos fue Indonesia, donde la pérdida de vidas humanas y de bienes materiales se contó de a miles. En ese contexto, las cifras de muertos fueron abismales así como también la de desaparecidos, muchos de los cuales aún figuran como tales.

Abrip Asep vivía en un hospital de salud mental desde el 2004 cuando sucedió el tsunami.
Abrip Asep vivía en un hospital de salud mental desde el 2004 cuando sucedió el tsunami.

En ese apocalíptico panorama, el oficial de la policía Abrip Asep fue reportado como desaparecido y nunca más se supo absolutamente nada de él hasta ahora. Y es que Abrip se encontraba de servicio ese fatídico 26 de diciembre, cuando el terremoto y tsunami golpearon con crudeza la provincia más occidental de Aceh.

Tras muchos días de búsqueda en medio del caos, su familia fue paulatinamente perdiendo las esperanzas de localizarlo. Y la peor noticia llegó cuando fue declarado muerto.

Pero la conmoción se produjo recientemente: un par de fotos que llegaron a un chat familiar los dejó sin palabras al reconocer a Abrip recluido en un hospital neuropsiquiátrico. “No lo podíamos creer, casi 17 años sin noticias y pensamos que había fallecido, no sabíamos que seguía vivo”, aseguraron sus allegados.

La historia fue confirmada por la propia Policía, luego de que un portavoz de la Regional de Aceh afirmara que el efectivo había sufrido un colapso mental tras la catástrofe: “A pesar de que está sufriendo una enfermedad mental debido al tsunami, su familia está muy agradecida de haberlo encontrado con vida”.

Las autoridades no pudieron explicar por qué no se notificó debidamente a sus seres queridos, pero la familia reconoció que está feliz de haberse reencontrado con el joven.

La catástrofe de 2004

A las 0:59 AM del 26 de diciembre de 2004, un tsunai de magnitud 9.2 en la escala de Richter sacudió la costa occidental de Indonesia. Fue el tercer sismo más grande jamás registrado y desencadenó una fuerza que se dice que es 1500 veces mayor que la bomba de Hiroshima.

Alrededor de 230 mil personas murieron por el terremoto y tsunami ocurrido a fines de 2004 frente a la costa de la ciudad indonesia de Banda Aceh.
Alrededor de 230 mil personas murieron por el terremoto y tsunami ocurrido a fines de 2004 frente a la costa de la ciudad indonesia de Banda Aceh.

El movimiento telúrico duró alrededor de 10 minutos y 15 minutos después, el Centro de Alerta de Tsunamis del Pacífico emitió una advertencia de tsunami. Aproximadamente media hora después del terremoto, un tsunami azotó el extremo norte de Indonesia.

Las olas alcanzaron entre 20 y 30 metros de altura y se extendieron tierra adentro por millas, arrastrando cualquier cosa o persona que se interpusiera en su camino.

El tsunami también afectó a Birmania, Nicobar y la isla de Andaman, Tailandia, la costa sureste de India, Maldivas y Somalia. Aunque la ciudad indonesia de Banda Aceh fue la más afectada, con más del 60% de sus edificios destruidos.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA