España: filmaba la inundación pero el agua terminó por derribar el portón y la medianera de su casa

Un joven filmó cómo el agua se llevó el portón y parte de la medianera. Foto: Captura de video
Un joven filmó cómo el agua se llevó el portón y parte de la medianera. Foto: Captura de video

Un joven vivió un momento de terror cuando grababa las intensas lluvias en su localidad para enviarle las imátenes a un amigo.

Las considerables lluvias que han afectado durante esta semana a varias regiones de España, lo que se tradujo en escenas dramáticas que rápidamente recorrieron las redes sociales. Violentas riadas e inundaciones fueron los denominadores comunes en Toledo, Castellón, Tarragona y Valencia.

La emergencia climática se generó en lo que se conoce como DANA (Depresión Aislada en Niveles Altos), un fenómeno meteorológico en el que se genera una depresión atmosférica aislada en niveles altos que se produce por el choque de una masa de aire frío en altura con el aire caliente de la superficie. Esto provoca lluvias y tormentas intensas con las consecuencias que pudieron verse en redes sociales y canales de televisión.

Pero sin lugar a dudas, la escena más impresionante fue al que grabó un joven en Tarragona: allí, un chico registraba con su celular una riada sobre la calle en la que estaba su casa, cuando súbitamente el agua comenzó a filtrarse por las partes más elevadas del portón de la propiedad.

Segundos después se desató el terror: una avalancha de barro y líquido derribó dicho portón e ingresó al patio de la casa, tras lo cual provocó una suerte de remolino que terminó chocando contra la medianera y la derribó. Mario Rodríguez, el autor del video se encontraba con su hermanito al momento del incidente y se escucha cómo grita y pide auxilio.

Tras la viralizacón de la secuencia, Mario habló con la prensa y explicó que “Me tuve que subir a una ventana pero el agua seguía entrando y me llegaba hasta la cabeza, hasta que de repente se rompió la puerta y fue como si se quitase el tapón de una bañera. Gracias a Dios estamos bien mi madre mi hermano y yo, solo tenemos algún golpe”.

Ambos hermanos se refugiaron en la planta alta de la casa hasta que todo pasó: “Pensé que era un sueño y aún me creo que es un sueño, porque lo último que piensas es que te arrollé el agua tu propia casa”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA