En Navidad, el Papa Francisco pidió “paz y concordia” para el mundo y diálogo para resolver los conflictos

PAPA. Francisco pidió a los fieles que tengan una Navidad "cristiana" (AP).
PAPA. Francisco pidió a los fieles que tengan una Navidad "cristiana" (AP).

Los deseo de Jorge Bergoglio en su novena Navidad como Papa.

El papa Francisco deseó hoy “paz y concordia” para el mundo y reclamó que haya “diálogo” para resolver los “muchos conflictos, crisis y contradicciones” abiertos a nivel global, en un mensaje navideño en el que además pidió “solidaridad, reconciliación y pacífica convivencia” en toda América.

”Niño Jesús, concede paz y concordia a Oriente Medio y al mundo entero”, pidió el pontífice desde la Basílica de San Pedro al dar la bendición Urbi et Orbi (A Roma y al mundo), tradicional de la Navidad.

En un mensaje en el que pidió por varios conflictos abiertos en el mundo, el Papa lamentó que “en el ámbito internacional existe el riesgo de no querer dialogar, el riesgo de que la complejidad de la crisis induzca a elegir atajos, en vez de los caminos más lentos del diálogo; pero son estos, en realidad, los únicos que conducen a la solución de los conflictos y a beneficios compartidos y duraderos”.

Así, Jorge Bergoglio lamentó que hay “muchos conflictos, crisis y contradicciones” que “parece que no terminan nunca y casi pasan desapercibidos”.”Nos hemos habituado de tal manera que inmensas tragedias ya se pasan por alto; corremos el riesgo de no escuchar losgritos de dolor y desesperación de muchos de nuestros hermanos y hermanas”, lamentó.

En su novena Navidad como Papa, Francisco deseó “que en los corazones de los pueblos del continente americano prevalezcan los valores de la solidaridad, la reconciliación y la pacífica convivencia, a través del diálogo, el respeto recíprocoy el reconocimiento de los derechos y los valores culturales de todos los seres humanos”.

En una referencia explícita a la situación global por la difusión del coronavirus, el Papa aprovechó el mensaje para pedir por “las víctimas de la violencia contra las mujeres que se difunde en este tiempo de pandemia”, así como dedicó también un mensaje “a los niños y a los adolescentes víctimas de intimidación y de abusos”.

Tras reiterar sus pedidos para que se “encuentren las soluciones más adecuadas que ayuden a superar la crisis sanitaria y sus consecuencias”, Francisco insistió una vez más con el reclamo para “hacer llegar la asistencia necesaria, especialmente las vacunas, a las poblaciones más pobres”. En ese marco, no olvidó tampoco recordar “el drama de los emigrantes, de los desplazados y de los refugiados”.

Al recorrer varios de los conflictos abiertos en el mundo por los que la Santa Sede mantiene su preocupación, Francisco lamentó la situación del “pueblo sirio, que desde hace más de un decenio vive una guerra que ha provocado muchas víctimas y un número incalculable de refugiados”. ”Miremos a Irak, que después de un largo conflicto todavía tiene dificultad para levantarse”, recordó luego sobre el país al que visitó en marzo de este año.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA