El Senado de Brasil abandona la acusación contra Bolsonaro por “genocidio” debido a su manejo de la pandemia

Miles de ciudadanos reclaman la destitución de Bolsonaro. / Gentileza
Miles de ciudadanos reclaman la destitución de Bolsonaro. / Gentileza

A pesar de las expectativas de los grupos denunciantes, no hubo acuerdo en torno a la palabra “genocidio” sobre la gestión de la pandemia del mandatario brasileño.

La comisión del Senado de Brasil que investiga la gestión de la pandemia llevada a cabo por el Gobierno ha anunciado este martes su decisión de retirar del pliego final la acusación por genocidio contra el presidente, Jair Bolsonaro, que había desatado división en el seno del organismo durante los últimos días. “El genocidio no era consenso, no había consenso entre ninguno, entre los juristas tampoco”, ha dicho el presidente de la Comisión Parlamentaria de Investigación (CPI), Omar Aziz.

“Entre los senadores, yo mismo dije que debía ser convencido”, argumentó. “Lo más importante de esta reunión es que salimos unidos”, ha valorado Aziz, según ha recogido el diario brasileño ‘O Globo’. La CPI ha determinado que, si bien se retira la referencia al genocidio contra los indígenas, deberá constar en la versión final la previsión de imputación por crímenes contra la humanidad.

Por ello, la CPI atribuye a Bolsonaro “epidemia con resultado de muerte”, infracción de las medidas sanitarias preventivas, uso ilegal de fondos públicos, incitación al crimen, falsificación de documentos, “charlatanismo”, prevaricación y crímenes contra la humanidad. Por otra parte, Aziz ha detallado que la CPI ha decidido igualmente no acusar al senador Flavio Bolsonaro, hijo del presidente, de delitos administrativos, mientras que tampoco será acusado el secretario especial de Salud Indígena del Ministerio de Sanidad, Robson Santos da Silva.

“Lo que vivimos durante la gestión del presidente Bolsonaro fue una explícita negativa a demarcar nuevas tierras. Al mismo tiempo, proyectos de ley, decretos y ordenanzas intentaban legalizar actividades ilícitas en territorios indígenas, lo que nos dejó sin protección legal”, denunció Luiz Eloy Terena, coordinador jurídico de APIB y uno de los redactores de la denuncia. El documento sostiene que Bolsonaro habría permitido por omisión de funciones en materia medioambiental que se que se produjera un genocidio, representado en el desmantelamiento de sus servicios públicos de protección social, permitiendo a su vez el asalto de sus tierras, deforestaciones ilegales e incendios provocados.

La investigación sobre las denuncias presentadas sigue su curso, ya sin tener en cuenta la acusación desestimada.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA