El plan de Alemania de inversión en defensa desata debate en plena crisis energética

Olaf Scholz, primer ministro de Alemania.
Olaf Scholz, primer ministro de Alemania.

El movimiento pacifico católico Pax Christi considera que la inversión “no creará ninguna seguridad” adicional, pero sí recortará los fondos necesarios para la justicia social, la educación y la protección del medioambiente.

La decisión del Gobierno Federal de Alemania de crear un fondo especial de 100.000 millones de euros para invertir en defensa y en la modernización de sus Fuerzas Armadas ha desatado un debate en el país entre detractores y defensores de la decisión. El ambicioso plan del canciller Olaf Scholz ha recibido el respaldo de los principales opositores demócratas cristianos, pero otros partidos de la oposición, diversos grupos en contra de la guerra y activistas por la paz critican fuertemente la medida.

El partido La Izquierda (en alemán, Die Linke) criticó la política del Gobierno y propuso un plan alternativo para invertir 100.000 millones de euros en abordar desigualdades sociales, proporcionar viviendas más asequibles y mejorar los servicios de salud y el sistema educativo. Amira Mohamed Ali, la copresidenta del Bundestag por parte del partido La Izquierda, dijo que “2,5 millones de niños viven en la pobreza en Alemania” y que “la seguridad básica prometida para los niños no ha llegado ni existe perspectiva alguna de que llegue”. ”No hay dinero para eso, pero ¿100.000 millones de euros para armamento? Esto es inaceptable”, afirmó Ali en una nota de prensa.

El Gobierno de coalición de Scholz decidió aumentar el gasto en defensa tras la agresión de Rusia a Ucrania y llegó a un acuerdo esta semana con el principal bloque opositor CDU/CSU para las enmiendas constitucionales y legales necesarias. El Gobierno planea invertir miles de millones de euros en armamento y equipos militares fabricados en EE.UU., incluidos aviones de combate furtivos F-35 y helicópteros de transporte pesados, según medios locales. El Ejército de Alemania, el Bundeswehr, también comprará drones armados Heron TP de Israel.

El movimiento pacifico católico Pax Christi también criticó el plan del Gobierno y dijo que “es un paso en la dirección equivocada”. En un comunicado, el movimiento dijo que aumentar el gasto militar de manera masiva “no creará ninguna seguridad” adicional, pero sí desviará la atención de los desafíos reales y recortará los fondos necesarios para la justicia social, la educación y la protección del medioambiente.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA