El insólito pedido de la madre de un nena mestiza: “Dejen de preguntarme si mi bebé es mía”

Ena Miller y su hija - BBC
Ena Miller y su hija - BBC

Ena Miller es negra y su hija blanca. Desde que nació ha tenido que soportar comentarios sobre el color de piel de la niña.

Una mujer que ha dado a luz a una nena mestiza hizo un insólito pedido para que las personas dejaran de dudar del vínculo entre ella y su hija.

“Después de pasar un día y una noche en cuidados intensivos, Bonnie se había reunido conmigo solo por unas pocas horas cuando una mujer asomó la cabeza por la puerta para preguntarme qué me gustaría desayunar”, expresó Ena Miller en una declaración publicada en la BBC.

Miller contó que antes de que pudiera responder la mujer miró a su hija y le preguntó si era su hija. Ella respondió afirmativamente esperando algún cumplido de la mujer pero esta volvió a repetir la pregunta: “¿Realmente es tu bebé”.

“Se la ve tan blanca. Mira su pelo, es tan lacio. Es tan blanca”, dijo la mujer. Según explicó la madre de Bonnie, a partir de ese día muchas personas conocidas y desconocidas se acercaron para preguntar por la bebé e hicieron comentarios sobre su piel.

“Tengo la piel marrón. Mi pareja es blanca. Bonnie es mestiza”, explicó la mujer. Además contó que incluso su círculo más cercano no pudo evitar hacer comentarios sobre la piel de su hija recién nacida.

“Es realmente blanca”; “Prefiero la foto en la que se ve más africana”; “Es muy pálida ¿no?”, fueron algunos de los comentarios que recibió la mujer tras el nacimiento.

Bonnie nació durante la segunda ola de coronavirus y en el hospital no se permitían visitas por los protocolos y tuvo que pasar todo este tipo de comentarios a solas.

“Cinco semanas después de que dejamos el hospital, una hermosa caminata se transformó en desagradable. Apareció un hombre gritando agresivamente: ‘¿Por qué tu bebé es tan blanca?’

Además, la mujer destacó que todos los comentarios negativos habían sido de personas negras como ella. “No lo entendía. Nunca me había imaginado que las familias mestizas tuvieran que pasar por esto”, dijo.

“Me alejé de este extraño furioso, conteniendo mis lágrimas hasta que llegué a la seguridad de mi propia casa”, recordó.

Por último, Miller confesó que no había podido hablar del impacto que esto le había generado hasta que conoció a Wendy Lopez, una mujer de 60 años del Sur de Londres que había pasado por lo mismo 28 años antes.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA