El duro relato de la mujer violada por el anestesista en pleno parto: “No conozco a mi hijo”

Giovanni Quintella Bezerra (31), el anestesista acusado de violar a pacientes embarazadas en un hospital de Brasil (Gentileza)
Giovanni Quintella Bezerra (31), el anestesista acusado de violar a pacientes embarazadas en un hospital de Brasil (Gentileza)

Uno de los mellizos de la víctima murió en minutos tras lo ocurrido en el quirófano. El acusado es investigado por 40 casos de presunto abuso sexual.

Habló una de las mujeres que denunció en Brasil al anestesista Giovanni Quintella Bezerra (31), acusado de violar a las pacientes embarazadas durante el trabajo de parto. Esta víctima generó conmoción a partir de su relato, ya que perdió a uno de sus mellizos en la cesárea y no pudo ni verlo.

La joven, identificada como Thamires Souza Reis da Silva (23), contó que su caso se remonta al 5 de julio último, en el Hospital da Mulher Heloneida Studart, ubicado en el estado de Río de Janeiro.

El primer bebé de Thamires, Daniel, nació horas después de que ella llegara al hospital por parto natural. Sin embargo, se sometió luego a una cesárea para su hijo David. Fue durante esa cirugía, con la embarazada sedada, cuando el anestesista la atacó sexualmente.

Según ella, la drogaron hasta el punto de no poder asistir al parto ni cargar al recién nacido David, quien murió un día después.

Giovanni Quintella Bezerra (32), el anestesista acusado de violar a pacientes embarazadas en un hospital de Brasil (Gentileza)
Giovanni Quintella Bezerra (32), el anestesista acusado de violar a pacientes embarazadas en un hospital de Brasil (Gentileza)

“No quería dormir. Quería ver nacer a mi bebé. Quería saber si nacería vivo o muerto. Pero me dijo que podía dormir, estar tranquila, que era lo mismo y que podía estar tranquila. Desafortunadamente, vi a mi hijo salir del vientre y no pude sostenerlo. No pude sostener a mi hijo en mis brazos antes de que falleciera”, lamentó la mujer, según recogió el medio local Metrópoles.

Me desperté horas después sin saber qué había pasado. No tuve el privilegio de recoger a mi bebé antes de que falleciera. No conozco la cara de mi hijo. Solo conozco a mi hijo por foto. Fui drogada por este monstruo”, dijo la mujer sobre el anestesista acusado de violación.

“Él (Bezerra) me estaba calmando. Dijo que todo estaba bien. Traté de controlarme lo más posible para ver a mi hijo. Recuerdo todo, desde el primer nacimiento. Incluso impidió que mi esposo me acompañara. Este médico mandó a mi marido fuera del quirófano”, comentó.

Cómo atraparon in fraganti al anestesista abusador

Fueron las propias enfermeras que montaron cámaras para captar al anestesista abusando de sus pacientes.

El momento de la detención de Giovanni Quintella Bezerra (32), el anestesista acusado de violar a pacientes embarazadas en un hospital de Brasil (Gentileza)
El momento de la detención de Giovanni Quintella Bezerra (32), el anestesista acusado de violar a pacientes embarazadas en un hospital de Brasil (Gentileza)

Como sospechaban de los inapropiados comportamientos (la cantidad de sedante era desmedida), las enfermeras lo filmaron al sujeto con un celular escondido el 10 de julio pasado. La grabación registró a Bezerra poniendo su pene en la boca de una paciente mientras participaba en su parto.

Esta filmación fue entregada a investigadores de la Comisaría de Asistencia a la Mujer de São João de Meriti.

Los empleados dijeron que el anestesista había participado en otras dos cirugías en salas donde no fue posible la grabación. Solo en la tercera operación las imágenes fueron posibles.

Después de ser demorado por la Policía, el acusado fue trasladado a Bangu, el complejo carcelario más grande del oeste de Río, donde se encuentran algunos de los presos más notorios del país, destacaron medios brasileños.

La prisión tiene una reputación bien conocida por la violencia y el uso de drogas entre los reclusos, y se dice que está dirigida por la pandilla Commanda Vermelha. Los encerrados allí incluyen narcotraficantes, asesinos y líderes de carteles, con disturbios en 2004 que dejaron 30 personas muertas.

Bezerra fue recibido entre abucheos e insultos, con el resto de los reclusos burlándose de él.

En paralelo a estos casos de violación (hay 40 causas en curso), Bezerra enfrenta una demanda por negligencia médica, que data de 2018, antes de que se calificara como anestesista y trabajara en un hospital diferente. Junto a otro profesional de salud, él está acusado de diagnosticar erróneamente un caso de gripe porcina como una infección del tracto urinario, lo que provocó que la paciente cayera en coma durante 23 días.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA