Detuvieron a una enfermera en Italia que cobraba 400 euros por fingir vacunar contra el coronavirus

La mujer fingía que les aplicaba la vacuna y les daba el certificado de vacunación a cambio de 400 euros. - Imagen ilustrativa / Los Andes
La mujer fingía que les aplicaba la vacuna y les daba el certificado de vacunación a cambio de 400 euros. - Imagen ilustrativa / Los Andes

La mujer operaba junto a otra colea y un Policía de a ciudad de Palermo, donde ocurrieron los hechos. Los tres militan en un grupo antivacunas del país.

Una enfermera en Italia fue descubierta luego de falsificar documentos como que colocaba la vacuna contra el coronavirus a pacientes, a quienes les cobraba 400 euros por disimular frente a las cámaras que les colocaba la aguja con el líquido.

La mujer fue arrestada este martes en Palermo, Sicilia, al sur del país, según informó la Policía a los medios locales. Dentro de la ilegalidad cometida también están involucradas las personas que no quieren vacunarse pero sí seguir teniendo acceso a las mismas libertades que los vacunados, ahora todos deberán enfrentar a la justicia.

Este hecho destapado durante el día se une a otros fraudes que se produjeron en el país para intentar obtener el certificado de vacunación que piden las autoridades para numerosas actividades.

Modus operandi

A cambio de realizar la vacunación, la enfermera descargaba en una gasa la dosis de la vacuna contenida en el frasco y luego pinchaba la jeringuilla vacía en el brazo del paciente, según lo revelaron las imágenes que fueron captadas por una cámara colocada en el centro de vacunación donde trabajó hasta hoy.

Todo saltó a la luz tras un gran trabajo de seguimiento que hizo la unidad de investigación y operaciones especiales de la policía de Palermo y culminó con el arresto de la enfermera, así como también del líder de un movimiento antivacunas Filippo Accetta y otro cómplice llamado Giuseppe Tomasino, ambos participes en esta trama de corrupción y falsificación.

Entre la decena de personas que pagaron por el servicio ilegal, es decir aquellos que fingieron vacunarse para conseguir el certificado de vacunación, fueron identificados los dos detenidos, así como un policía de la comisaría de Palermo y otra enfermera del mismo centro.

Ahora los investigadores bloquearon los certificados de aquellos “pacientes”. Los mismos son necesario en el país europeo para acceder a restaurantes y locales de ocio en Italia. Según los medios locales, suspenderán que al policía involucrado y a las enfermeras de sus servicios.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA