martes 9 de marzo de 2021

Las dos mujeres intentaron hacerse pasar por ancianas para recibir la segunda dosis. - Imagen ilustrativa / Archivo Los Andes
Mundo

Detuvieron a dos mujeres que se disfrazaron de ancianas para poder recibir la vacuna contra el coronavirus

Ambas llevaban ropa y caracterización propia para aparentar edad avanzada, sin embargo, las autoridades se dieron cuenta cuando les pidieron el documento. Fueron detenidas.

Las dos mujeres intentaron hacerse pasar por ancianas para recibir la segunda dosis. - Imagen ilustrativa / Archivo Los Andes

Dos mujeres intentaron pasar desapercibidas en un puesto sanitario que estaba vacunando a mayores de edad, para poder recibir la vacuna contra el coronavirus. Ambas se habían disfrazados como ancianas de avanzada edad, con ropa y maquillaje a la perfección, tanto así que lograron colarse, pero la verdad saltó a la luz cuando les pidieron el documento.

Este inédito suceso tuvo lugar en el Condado de Orange, en Florida. Sin embargo, el plan se vino abajo cuando las autoridades sanitarias revisaron sus documentos de identidad, que confirmaron que su edad no se correspondía con lo que decían.

Según explicó el doctor Raúl Pino, oficial de salud del condado de Orange, a los medios locales, las mujeres iban ataviadas con guantes y gorros tratando de ponerse la segunda dosis de la vacuna contra el coronavirus.

Aunque las dos mujeres tenían tarjetas de vacunas válidas, en las que constataba que se habían aplicado la primera dosis, se les negó finalmente la segunda tras ser descubiertas.

El arte del disfraz

“No nos han faltado brazos dispuestos a vacunarnos. También tenemos personas que fingen ser mayores para vacunarse. Así que este miércoles nos dimos cuenta de que un par de señoritas vinieron disfrazadas de abuelas para vacunarse por segunda vez, así que no sé cómo escaparon la primera vez, pero vinieron para vacunarse. Los gorros, los guantes, las gafas, todo y probablemente tenían 20 años”, continuó detallando Pino.

Luego aseguró: “Hubo algunos problemas con sus identificaciones y su licencia de conducir, pero no conozco todos los detalles sobre ellos”.

Las dos mujeres fueron detenidas y trasladadas a la oficina del Sheriff del Condado de Orange tras ser descubiertas. Los agentes dijeron que sus nombres reales estaban en las tarjetas de vacunación, pero que su fecha de nacimiento no coincidía, ya que una de ellas tenía 34 años y la otra 44.