Descubrieron que salían con el mismo hombre y lo dejaron plantado: se fueron juntas de vacaciones

Descubrieron que salían con el mismo hombre y lo dejaron plantado: se fueron juntas de vacaciones
Kristen y Sophie decidieron irse juntas de vacaciones tras enterarse que salían con la misma persona. Foto: Gentileza

Una de ellas aprovechó que tenía planeado un viaje con el impostor para invitar a la otra y así poder vengarse.

Dulce venganza. Así podría describirse lo que obtuvieron dos mujeres estadounidenses que descubrieron que estaban saliendo con la misma persona. Decidieron plantarlo en el aeropuerto y se fueron juntas de vacaciones.

Kristen, una de las mujeres engañadas, se enteró por primera vez de la infidelidad de Adam cuando Sophie la contactó y le contó la verdad. Inicialmente se negó a creerle, hasta que Sophie le envió un video desde la casa de Adam para demostrarle que no estaba mintiendo.

Kristen y Sophie decidieron irse juntas de vacaciones tras enterarse que salían con la misma persona.

Para vengarse, ambas tramaron un plan para recuperar el tiempo perdido. Kristen y Adam habían planeado un viaje de ocho días a Estambul, Turquía. Cuando aterrizaron en destino, ella le dijo que sabía sobre su romance con Sophie. Luego de eso dejó a su (ahora ex) novio “bastante aturdido” en el aeropuerto y se fue a disfrutar de unas vacaciones “fenomenales” con Sophie.

“Me enteré de que nos estaba engañando unos cuatro días antes del viaje”, dijo Kristen, una ingeniera de Houston, Texas. “Honestamente, lo pasamos fenomenal. Desde el momento en que nos conocimos, conectamos instantáneamente, debido a una circunstancia desafortunada. Nos hicimos amigas bastante rápido. Tuvimos mucho tiempo para conocernos”, agregó.

“Realmente nos unimos durante el viaje de ocho días y es, con diferencia, lo más feliz de esta desafortunada situación, que encontré una gran amiga. Un viaje de chicas es infinitamente mejor que tratar de viajar solas en un país extranjero”.

“Tan pronto como se ofreció a unirse a mí, estuve 100 por ciento adentro. Dije ‘este es el comienzo de algo grandioso. Hagámoslo’”.

Kristen y Sophie decidieron irse juntas de vacaciones tras enterarse que salían con la misma persona.

Kristen había conocido a Adam en la app de citas Hinge el año pasado. Después de salir casualmente durante varias semanas, la pareja acordó convertirse en algo en serio y reservó unas vacaciones en Turquía. Pero solo cuatro días antes de que estuvieran a punto de volar, Sophie llamó a Kristen para admitir que también estaba saliendo con el mismo hombre.

“Me dejó un mensaje de voz corto, directo al punto, que básicamente decía ‘Oye, acabo de enterarme de ti. He estado saliendo con esta persona durante nueve meses y pensé que te gustaría saber sobre mí. Dame una llamada si tienes alguna pregunta”, dijo Kristen.

“Después de la conmoción inicial, la llamé y charlamos un rato. Quedó claro muy rápidamente que ella estaba diciendo la verdad y necesitábamos hablar un poco más para llegar al fondo de lo que estaba sucediendo. La conoció en la misma aplicación de citas aproximadamente un mes antes de contactarme. Inicialmente nos contactó a los dos a través de la aplicación”, explicó.

En los días que siguieron, la mujer acordó que Sophie también volaría a Estambul para poder enfrentarse al tramposo en el aeropuerto. Una vez allí, Kristen le dijo a Adam que su reserva de hotel había sido cambiada a su nombre y le exigió que nunca más la contactara.

“Le dije que no me contactara de nuevo ni me siguiera fuera del aeropuerto. En ese momento me di la vuelta, saludé a Sophie y ella se acercó”, dijo.

“Se quedó boquiabierto cuando la vio. Ella reiteró mi mensaje, nos dimos la vuelta y nos alejamos juntas. No hubo muchos comentarios de su parte. Ya había intentado pintarla como una mala persona antes de eso. Había tratado de decir que habían terminado. Sabía que eso no era cierto. No había muchas oportunidades para que él respondiera”, contó.

“Terminó estando en nuestro vuelo a casa. Aparte de eso, no hemos tenido noticias suyas. Hubo un intento muy breve de mencionar algo, pero no estábamos interesadas. En realidad estábamos sentados detrás de él en el vuelo de regreso, que fue de 13 horas”, recordaron.

“Nos sentamos a charlar, reír y disfrutar del vuelo, y él escuchó cada palabra”. La venganza estaba completa.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA