Conflicto Bielorrusia-Polonia: Putin y Lukashenko criticaron las ‘inaceptables y crueles’ acciones de los agentes fronterizos polacos

Lukashenko y Putin, presidentes de Bielorrusia y Rusia, respectivamente.
Lukashenko y Putin, presidentes de Bielorrusia y Rusia, respectivamente.

El presidente ruso, Vladimir Putin, discutió la situación migratoria en la frontera entre Bielorrusia y Polonia con su homólogo bielorruso, Alexander Lukashenko, este viernes 19 de noviembre.

Putin y Lukashenko hablaron por teléfono y expresaron su seria preocupación por las “inaceptables y crueles” acciones de los guardias fronterizos polacos, incluido el uso activo de la fuerza bruta y otros medios, según afirmó el Kremlin a través de un comunicado en las últimas horas.

“Alexander Lukashenko informó sobre las medidas tomadas por Minsk para reducir la crisis y brindar asistencia humanitaria a los migrantes, y señaló que se comunicó con la canciller federal interina de Alemania, Angela Merkel, el 17 de noviembre”, se leyó en el comunicado. Los presidentes de Rusia y Bielorrusia señalaron la importancia de establecer una cooperación entre Minsk y la UE para resolver el problema, agregó el comunicado.

En octubre, Bielorrusia suspendió un acuerdo con la Unión Europea que obligaba al país a recibir a los migrantes que cruzaban su territorio con destino a la UE. La UE, por su parte, acusa a la administración bielorrusa de “utilizar la migración irregular como herramienta política” y de “intentar desestabilizar la UE” enviando inmigrantes a las fronteras de los países de la UE: Polonia, Lituania y Letonia.

Según la UE, Bielorrusia se contacta con los viajeros potenciales (migrantes) a través de canales aparentemente oficiales, incluidas misiones diplomáticas y agencias de viajes, y los invita a Bielorrusia ofreciéndoles visados. Luego, presuntamente son guiados a la frontera de la UE.

Lukashenko niega las acusaciones, diciendo que los inmigrantes están usando Bielorrusia para ingresar a la UE porque tiene un régimen sin visa con países “destruidos por las empresas militares occidentales”. Más de 8.000 personas han intentado ingresar al bloque a través de la frontera entre Bielorrusia y la UE en lo que va del año, un aumento drástico frente a las 150 del año pasado.

Las autoridades polacas intensificaron la protección fronteriza el lunes y movilizaron a más de 12.000 soldados después de que un gran grupo de migrantes comenzara a marchar hacia la frontera del país con Bielorrusia acompañados por el Ejército bielorruso.

Durante la última semana, al menos 2.000 personas, entre ellas mujeres y niños, han quedado atrapadas en la zona fronteriza bielorrusa-polaca en condiciones extremas.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA