Conflicto Bielorrusia - Polonia: miles de migrantes permanecen en la frontera en medio de bajas temperaturas

Un guardia fronterizo polaco patrulla cerca de una cerca de alambre de púas mientras los migrantes se calientan cerca de la fogata en la frontera entre Bielorrusia y Polonia cerca de Grodno. (AP)
Un guardia fronterizo polaco patrulla cerca de una cerca de alambre de púas mientras los migrantes se calientan cerca de la fogata en la frontera entre Bielorrusia y Polonia cerca de Grodno. (AP)

Según el Comité Estatal de Fronteras de Bielorrusia, los guardias fronterizos de Lituania intentaron forzar a los ciudadanos iraquíes a regresar a territorio bielorruso en la zona de Klevitsa.

En medio de las temperaturas bajas, miles de migrantes continúan esperando en los improvisados campamentos que establecieron a lo largo de la frontera entre Bielorrusia y Polonia con la esperanza de cruzar a la Unión Europea (UE). Los migrantes, cuya mayoría llegó a Bielorrusia con visa de Irak, tratan de sobrevivir en medio de las duras condiciones en los campamentos y centros logísticos en el paso fronterizo al oeste de la ciudad de Grodno. Algunos de los grupos de migrantes, que incluyen mujeres y niños, intentan entrar en territorio polaco cada cierto tiempo.

Por otra parte, según el Comité Estatal de Fronteras de Bielorrusia, los guardias fronterizos de Lituania hicieron un intento brutal la madrugada de este miércoles para forzar a los ciudadanos iraquíes a que regresaran a territorio bielorruso en la zona fronteriza de Klevitsa. El comité agregó que las imágenes muestran a dichos guardias golpeando gravemente a un migrante que yacía en el suelo y luego mandando un perro sobre él. Este le mordió la pierna y procedió a destrozar su saco de dormir.

La UE acusa a Minsk de ponerse en contacto con potenciales migrantes a través de canales aparentemente oficiales, incluidas representaciones diplomáticas o agencias de viajes que les ofrecen visas para Bielorrusia y una vez allí, los guían a la frontera con el bloque.

La OTAN y la UE califican el comportamiento de Minsk como un “ataque híbrido” destinado a desestabilizar y socavar la seguridad en los países europeos por medios no militares.

Los países de la UE que limitan con Bielorrusia, Lituania, Letonia y Polonia, han registrado un número drásticamente creciente de cruces irregulares desde agosto.

Cerca de 8.000 personas han intentado ingresar al bloque a través de su frontera con Bielorrusia en lo que va de año, un aumento drástico frente a las 150 del año pasado, de acuerdo a las cifras de la UE.

Al menos 2.000 personas, entre ellas mujeres y niños, se han quedado varadas en la zona fronteriza entre Bielorrusia y Polonia en condiciones climáticas extremas durante la última semana.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA