martes 19 de enero de 2021

Cancelan su boda por la Covid pero usan el 'catering' para organizar una cena de Acción de Gracias para los enfermos.
Mundo

Cancelaron su boda por el Covid y donaron el catering para organizar una cena para los enfermos

Emily Bugg y Billy Lewis, oriunda de Chicago, EEUU, tenían planeada su ceremonia para octubre, pero el agravamiento de la pandemia los forzó a suspender la celebración y decidieron ser solidarios.

Cancelan su boda por la Covid pero usan el 'catering' para organizar una cena de Acción de Gracias para los enfermos.

La pandemia ocasionada por el coronavirus ha generado más de un dolor de cabeza para las empresas de catering y salones de eventos. La imposibilidad de organizar fiestas o celebraciones llevaron a reprogramar muchas fechas que ya estaban previamente pautadas.

Este es el caso de Emily Bugg y Billy Lewis quienes tenían planeada su ceremonia para octubre, pero el agravamiento de la pandemia provocó que tuvieran que cancelarla. Sin embargo, que no se pudiera realizar el evento multitudinario no era impedimento para formalizar su amor, por lo que el 1 de octubre acudieron al Ayuntamiento de Chicago a casarse. Sin embargo, lo que sí iba a ser un problema era el dinero que dieron a Big Delicious Planet, la empresa de catering, según 20 minutos.

Habían dado 5.000 dólares a la compañía, dinero que se iba a perder al cancelar la boda. Por ello, hablaron con ellos y les pidieron que utilizaran esa cantidad para una causa benéfica.

“Habíamos tenido un par de cancelaciones, pero nunca nadie había dicho de usar el depósito para una obra de caridad”, declaró a USA Today Heidi Moorman, dueña de la empresa. La compañía aceptó la oferta y usaron los 5.000 dólares en organizar un catering para preparar 200 comidas de Acción de Gracias para Thresholds, organización benéfica en la que trabaja Emily Bugg y en la que se ayuda a personas drogodependientes y con enfermedades mentales.

Junto a la propietaria, otros cuatro empleados prepararon los menús que incluían pavo, puré de patatas, judías verdes, ensalada, pan y postre, lo empaquetaron todo y lo entregaron en mano a los pacientes. “Fue agradable hacer algo bueno cuando están pasando tantas cosas malas en estos momentos y hay tantas personas necesitadas”, añadió Heidi Moorman.

Pero los actos benéficos de esta pareja no se quedaron ahí, pues tal y como informó Emily Bugg, Salvage One, el local de Chicago donde se iba a celebrar la ceremonia, les devolvió la seña y han acordado donarlo a la Epilepsy Foundation en el próximo evento que realicen. “En el gran esquema de las cosas, la cancelación de una gran boda no es lo peor que podría pasar”, relativizó la novia.