Bolsillos y candidatos atacados por la inflación

El presidente Alberto Fernández y su par chileno Gabriel Boric (Archivo)
El presidente Alberto Fernández y su par chileno Gabriel Boric (Archivo)

Los candidatos, los presidentes y los consumidores de Latinoamérica tienen el mismo problema, que licúa las promesas y reduce el margen de maniobra de los gobiernos. Los casos de Chile, Brasil, Perú y Colombia.

Los candidatos, los presidentes y los consumidores de Latinoamérica tienen el mismo problema: la inflación. En Colombia, Brasil y Perú los gobiernos ponen tope a los precios de los combustibles para no irritar a la opinión pública que viene mostrando su mal humor. Que las “malas noticias” las den los presidentes de los bancos centrales, parece la consigna.

La inflación licúa las promesas de los candidatos y reduce el margen de maniobra de los gobiernos. En una encuesta reciente que realizamos en Santiago de Chile una de las razones de la desilusión con el gobierno de Boric es el “incumplimiento de sus promesas de campaña”. La ilusión de una mejor distribución se hace cuesta arriba para Boric y su desaprobación llega al 60%.

En Argentina, Sergio Massa apura el ajuste fiscal para que al menos “no entre más agua al bote” y así evitar una debacle electoral del peronismo en las elecciones presidenciales de 2023. En estos momentos la aprobación de Alberto Fernández se encuentra por debajo del porcentaje de votos alcanzado la elección legislativa de 2021 (33%) y la inflación anual podría llegar al 100%. Perdió 5 de los 12 millones de votos que consiguió en 2019.

La inflación no tiene ideología. Golpea el ánimo de los consumidores, lo sufren las empresas y condiciona el margen de acción de los gobiernos. En este escenario de depresión económica, y a pesar de las denuncias cruzadas de antidemocráticos entre los partidos, se puede ver un corrimiento hacia la moderación. ¿¡A dónde!?

Lula Da Silva busca volver al poder en Brasil (Archivo)
Lula Da Silva busca volver al poder en Brasil (Archivo)

Por ejemplo, en Brasil, Lula conversa con ex candidatos a presidente de diferentes orígenes políticos para ampliar su margen de maniobra en su eventual gobierno si gana las elecciones. Su giro al centro derecha en plena campaña es un fiel reflejo de que la polarización no resuelve el problema de la inflación y es insuficiente para generar un ámbito de inversiones. La euforia de ganar una elección se vuelve una carga pesada en muy poco tiempo.

Otro ejemplo. En Chile, Boric tuvo que girar al centro y negociar porque el rechazo al plebiscito fue contundente. Además significó un impacto muy fuerte para las aspiraciones de la centro-izquierda latinoamericana. Chile llega a las tasas de inflación más alta en 30 años y también alcanza las tasas de interés más alta en 20 años. Un complejo escenario para consumidores y gobiernos porque nadie quiere hablar de sacrificios.

La opinión pública es la protagonista

La opinión pública tiene al menos dos vías para expresarse: el voto y el consumo. En las encuestas que realizamos en Latinoamérica vemos dos preocupaciones principales, la inflación y la inseguridad. En Chile, por ejemplo, la inseguridad está al tope de las demandas de los ciudadanos, y en Argentina la inflación castiga duramente a los gobiernos de turno.

Cuando la comunicación política transita por los canales de la polarización, los electores y consumidores quedan afuera de la discusión. Sus preocupaciones no están relacionadas con la ideología, aunque puedan tenerla. Los comerciantes que pierden clientes por la inflación o por la inseguridad en las calles, no esperan que el debate público se concentré en especulaciones electorales, aunque no por ello son ajenos al debate político.

Este año, la opinión pública es protagonista de dos elecciones clave para la región: el plebiscito constitucional en Chile y las elecciones presidenciales en Brasil. Sobre el primer caso estamos viendo el reacomodamiento político que lleva al gobierno de Boric a negociar con los partidos de centro-derecha para llegar a un nuevo acuerdo nacional. Y en Brasil hay una gran expectativa por los resultados y por cómo hará Lula, que es el favorito, para gobernar con estos índices de inflación regional.

*El autor de la nota es Tomás Lanusse, director de la consultora Fuente Primaria.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA