miércoles 28 de octubre de 2020

Debate caliente con interrupciones y estrategias. Trump vs Biden. /Gentileza
Mundo

Biden se enfrentó a Trump en un caótico debate en EEUU y le espeta ”¿te vas a callar?”

Hubo hasta insultos en el cruce de candidatos durante el abordaje de temas, como la pandemia, economía y la integridad del proceso electoral.

  • miércoles, 30 de septiembre de 2020
Debate caliente con interrupciones y estrategias. Trump vs Biden. /Gentileza

El candidato demócrata Joe Biden se enfrentó al presidente Donald Trump en el primer debate este martes y lo increpó diciéndole “¿Te vas a callar?”, en un intercambio caótico y lleno de insultos, marcado por las interrupciones del mandatario en el que abordaron la pandemia, la economía y la integridad del proceso electoral.

A 35 días de las elecciones, el choque televisivo en Cleveland translució la crispación y la profunda división que se vive en Estados Unidos y debido a la covid-19 ni siquiera hubo un apretón de manos cuando los dos septuagenarios subieron al escenario.

Durante 90 minutos de debate el mandatario interrumpió constantemente a Biden y lo corrigió varias veces. Incluso el moderador Chris Wallace le pidió que dejara hablar a su oponente ante lo cual Trump increpó al periodista: “Parece que estoy debatiendo contigo, no con él”.

Ya irritado ante las interrupciones, Biden le espetó: “¿Te vas a callar, hombre?”, pero Trump siguió con su táctica orientada a desestabilizar a su oponente, que era tartamudo cuando niño y a veces se traba brevemente al hablar.

Este momento cristalizó un desempeño positivo de Biden, sobre el cual planeaban dudas ante sus conocidas equivocaciones y lapsus, que fueron aprovechadas por los republicanos para señalar que el exvicepresidente de 77 años tiene un deterioro mental.

Trump, de 74 años, acusó a Biden de ser “socialista”, pero el candidato demócrata desestimó sus ataques afirmando que “todo el mundo sabe” que Trump “es un mentiroso”.

El mandatario acusó a Biden, fiel representante del ala moderada del partido Demócrata, de títere de la “izquierda radical” y lo emplazó a pronunciarse sobre “la ley y el orden”, un mantra que repite desde que estallaron las manifestaciones -algunas violentas- contra el racismo a finales de mayo, tras la muerte de George Floyd, un estadounidense negro que falleció a manos de la policía blanco.

El moderador, Chris Wallace, un avezado periodista de la cadena conservadora Fox News, intentó en vano frenar las interrupciones de Trump, que llegó al debate a la ofensiva para ganar terreno en las encuestas, que dan la ventaja a su rival.

La pandemia -que ha dejado más de 204.762 muertos en el país- marcó el desarrollo del debate, y en el auditorio los escasos presentes -salvo Trump y Biden y el moderador- portaron mascarillas.

“Mucha gente ha muerto y muchos más van a morir salvo que él se vuelva mucho más inteligente”, advirtió el candidato de los demócratas, a lo cual Trump respondió: “No hay nada inteligente en ti”.

Ante las continuas interrupciones, Biden se quejó: “Es difícil hablar con este payaso”.

También acusó a Trump de ser el “cachorro” de su homólogo ruso Vladimir Putin. El debate se celebró en Ohio, uno de los estados pendulares que cambian su preferencia de una elección a otra y que Trump logró ganar en 2016. Ahora, Biden encabeza las encuestas en este bastión.

Biden se comprometió a respetar los resultados de los comicios del 3 de noviembre “después de que se cuenten todas las papeletas”, mientras que Trump eludió el asunto.

“Si soy yo, está bien. Si no soy yo, apoyaré el resultado”, prometió el exvicepresidente.

Trump no respondió la pregunta y frente a la posibilidad de que la pandemia implique que el voto por correspondencia o en ausencia sea masivo, reiteró su acusación, sin pruebas, de que este tipo de votación puede implicar fraude.

El resultado “podríamos no saberlo durante meses”, dijo. “Esto no va a terminar bien”.

Interrogado por el moderador sobre si iba a condenar sin cortapisas a los supremacistas blancos, el magnate inmobiliario respondió de forma sibilina: evocó a los Proud Boys (Muchachos orgullosos), un grupo nacionalista que pregona la superioridad de la raza blanca, a quienes pidió “retroceder y esperar”.

Horas después, los Proud Boy adoptaron la frase de Trump, publicándola junto a su logo amarillo y negro en la red social Telegram.

El mandatario también fue esquivo al ser interrogado sobre la bomba que cayó a última hora sobre su campaña: las revelaciones del diario The New York Times de que el magnate pagó sólo 750 dólares en impuestos federales en 2016, el año que ganó la presidencia.

Biden respondió este martes publicando documentos que indican que pagó casi 300.000 dólares en impuestos el año pasado. Trump insistió en el debate en que pagó “millones” de dólares de impuestos, sin más precisiones.

“Trump trasladó su estilo poco presidencial al escenario esta noche. Este fue uno de los debates más caóticos y lleno de ataques de la historia” de Estados Unidos, dijo a la AFP el experto electoral Mitchell S. McKinney, académico de la Universidad de Missouri.

Los dos candidatos volverán a debatir el 15 y 22 de octubre, en Miami y Nashville (Tennessee), respectivamente.