Australia descarta imponer nuevos confinamientos por la variante Ómicron del Covid-19

Scott Morrison, primer ministro de Australia
Scott Morrison, primer ministro de Australia

El primer ministro Scott Morrison, sin embargo, pospuso los planes de reabrir las fronteras a algunos ciudadanos extranjeros.

El primer ministro de Australia, Scott Morrison, anunció este martes que su gobierno no volverá a imponer confinamientos luego de que se confirmara el surgimiento de una nueva variante del coronavirus (COVID-19), denominada ómicron. “No vamos a volver a los confinamientos. Ninguno de nosotros quiere eso. Ninguno de nosotros quiere volver a esas largas cuarentenas y todo ese tipo de problemas”, señaló Morrison durante una conferencia de prensa en la capital, Canberra.

Sin embargo, el Gobierno retrasó su plan de reabrir las fronteras del país para estudiantes internacionales y trabajadores calificados durante 15 días que se comenzarán a contar desde el 1 de diciembre.

Morrison agregó que la pausa temporal garantizará que Australia pueda comprender mejor la variante ómicron, incluido la “eficacia de las vacunas, el rango de enfermedad y el nivel de transmisión”. La variante ómicron, intensamente mutada, se detectó en Sudáfrica este mes, lo que llevó a varios países a emitir prohibiciones de viajes desde las naciones del sur de África.

Australia ha detectado hasta el momento cinco contagios de la variante ómicron por lo que prohibió la entrada de no nacionales que hayan estado en Sudáfrica, Namibia, Zimbabue, Botsuana, Lesoto, Esuatini, Malaui y Mozambique en los últimos 14 días.

Los ciudadanos australianos y los residentes permanentes que lleguen de esos países deberán entrar en cuarentena inmediata durante dos semanas. Hasta hace poco, Australia tenía algunas de las políticas fronterizas más estrictas del mundo ya que cerró su frontera internacional a los no nacionales en marzo de 2020 y los confinamientos terminaron hace solo algunas semanas luego de que los estados alcanzaran sus objetivos de vacunación. Morrison defendió la “pausa temporal” para esperar que la variante ómicron “demuestre ser una forma más moderada del virus”.

“Lo que hicimos anoche fue protegernos contra eso al hacer una pausa sensata y seguir avanzando desde donde estamos ahora con el fin de evaluar más esa información”, dijo. Instó a la gente a “avanzar hacia la Navidad con confianza”. “Esperamos que todos se reúnan para Navidad y Año Nuevo”, agregó. Australia ha registrado hasta el momento 210.238 casos de COVID-19 y 2.006 muertes relacionadas con el virus.

Al menos el 92,4% de las personas mayores de 16 años han recibido su primera dosis de la vacuna contra la COVID-19, mientras que el 87% de la población está completamente vacunado.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA