Amor y estafa: la oscura historia del gigoló español que robó tres millones de euros

El caso del gigoló español Francisco Gómez Manzanares sacudió a España en 2017.
El caso del gigoló español Francisco Gómez Manzanares sacudió a España en 2017.

El sujeto convirtió a sus por lo menos 50 víctimas en cadáveres emocionales.

En 2017, el caso de Francisco Gómez Manzanares o mejor conocido como el “gigoló español”, sacudió a su país. En las últimas horas volvió a ser noticia tras la publicación del libro “El estafador”, el cual revela detalles de la vida del hombre que estafó a por lo menos 50 mujeres y robó 3 millones de euros.

La obra del periodista Guillem Sánchez cuenta su historia y devela qué se esconde detrás de este hombre que dedicó su vida a arruinar y destruir la de los demás.

David era el nombre con el que todos lo conocían. Lo que cambiaba era el apellido. Podía ser Pons, Hernández, Barceló. No obstante, su documento indica que se llama Francisco Gómez Manzanares.

Lo mismo sucedía con su profesión: podía ser piloto de Iberia o administrador de las empresas de su padre; probador de autos de Fórmula 1 de la escudería de Fernando Alonso o miembro del staff del Barcelona y hasta hombre de confianza de Messi y Neymar.

Su puesta en escena era impecable lookeándose según lo que hacía. Por ejemplo, cuando aseguraba trabajar para la aerolínea siempre había un traje de piloto en su auto. Cuando era empleado del club catalán, su baúl estaba lleno de camisetas y pelotas del Barcelona. Este tipo de ocupaciones de fantasía le permitían ausentarse durante largos períodos.

El gigoló español nació en 1974 en Vitoria, una ciudad del norte español. Su padre era panadero y su madre, una ama de casa que tenía problemas de depresión. El menor de seis hijos, su infancia fue normal, creció en un barrio de clase media, tenía amigos y fue un estudiante regular.

En la adolescencia, surgieron los primeros problemas. Luego de cumplir 20 años, varios comerciantes de la zona lo denunciaron por haberlos engañado. El joven se había llevado autos, motos y hasta cámaras de video de los locales entregando documentos falsos que acreditaban que había hecho las transferencias bancarias en concepto

Desde allí y durante años, fue perfeccionando un mecanismo de trampas que le permitió vivir a costa de fraudes y mentiras. El 11 de marzo de 2017 lo detuvieron tras la denuncia de una de sus víctimas y se desmanteló su siniestro plan.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA