Algunos países refuerzan dosis de vacunas y en África no se ha completado la primera etapa de inmunización

Solo el 4.5% de la población africana ha sido inmunizado con la primera dosis. Foto: Orlando Pelichotti  / Los Andes
Solo el 4.5% de la población africana ha sido inmunizado con la primera dosis. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes

Debido a la clara desigualdad, desde la ONU analizan suspender los refuerzos para “donar” los fármacos a los países que necesitan.

En cinco países del mundo están inyectando terceras dosis de las vacunas contra el Covid-19. En contraste se encuentra la realidad de 39 países africanos que están atrasados en la inmunización.

Turquía, Chile, Israel, Hungría y Uruguay suman casi 11.6 millones de vacunas, se trata de la tercera dosis inyectada a la población. Por otro lado, son 39 de los 55 estados africanos los que se encuentran en un atraso significativo en la inmunización, según los datos oficiales.

Desde el inicio de la pandemia, Sudáfrica ha contado con mas de 2.7 millones de casos positivos, es decir cerca del 30% de los positivos en todo el continente. Esa cifra se asimila a las terceras dosis administradas en los otros países.

La dificultad para conseguir vacunas se ha expresado en la pequeña cifra de vacunación completa que han recibido los ciudadanos mayores a 18 años. Asimismo, solo el 4.5% ha sido inmunizado con la primera dosis.

Mike Ryan, el jefe de emergencia de la Organización Mundial de la Salud, expresó al respecto: “Vamos a dar chalecos salvavidas a los que ya tienen, mientras estamos dejando a otros ahogarse sin un solo chaleco. Esa es la realidad fundamental ética”.

Por su lado, la agencia sanitaria de la ONU hizo hincapié en que deberían suspenderse los refuerzos para asi poder donar los fármacos a las regiones que mas lo necesitan. El programa que lleva a cabo la distribución de vacunas ha entregado 215 millones de dosis, poco más del 10% de la meta de 2000 millones proyectada para este año.

Ante la idea proveniente de la ONU, algunos países puede que reclamen en contra. Se trata de Francia, Alemania y Brasil que temen por la ola de contagios por la variante Delta. Por otro lado, Estados Unidos, China y Reino Unido también planeaban un refuerzo debido a que los laboratorios elegidos aconsejan doble o triple asistencia con el pasar del tiempo.

Además de las opiniones políticas, se encuentra el argumento médico que afirman que la eficacia de las vacunas disminuye “con el tiempo”, aún asi para la OMS no existen datos científicos concluyentes que avalen esto.

Otro argumento que se suma es el legal. Desde la Unión Europea advierten que la responsabilidad por posibles demandas de efectos secundarios recaen en los Estados miembro que dieron su visto bueno.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA