lunes 1 de marzo de 2021

Volcán en el corazón de Europa y abajo del agua se está recargando de magma nuevamente.
Mundo

Advierten que un milenario y gigantesco volcán escondido bajo un lago podría despertar en el corazón de Europa

Científicos anuncian que se está recargando de magma nuevamente. La última vez que entró en erupción fue hace 11.000 años.

Volcán en el corazón de Europa y abajo del agua se está recargando de magma nuevamente.

La zona de Eifel, la región a medio camino entre Alemania, Bélgica y los Países Bajos, se asienta sobre un gigantesco volcán que entró en erupción por última vez hace ya 11.000 años, pero que podría estar por despertar pronto.

La primera señal llegó en junio del año pasado cuando elGeophysical Journal international” publicó un informe en el que se aseguraba que había indicios suficientes para considerar que la región podría estar viviendo un crecimiento de su actividad volcánica lo suficientemente fuerte como para provocar en el futuro una erupción.

Ubicación del Laach, el Volcán que esta despertando en el corazón de Europa.Gentileza

Investigaciones posteriores dieron ahora como resultado que los científicos adviertan de actividades sísmicas crecientes y escapes de gas en la zona del lago Laach, un lago creado precisamente por una erupción hace miles de años. El Laach, situado muy cerca de la ciudad alemana de Coblenza, fue el cráter de un volcán que al hundirse se llenó de agua.

Esta nueva investigación confirmó lo que se había publicado ya en junio, que en esa zona la tierra llevaría años elevándose a una velocidad de un milímetro anual, 10 veces más rápido de lo que podría considerarse normal. Ello se debería a que hay rocas calientes que empujan el manto hacia la superficie, “ingrediente clave del vulcanismo”, según los investigadores.

Volcanes de Europa

Europa continental casi no tiene volcanes activos salvo en el sur de Italia. El resto de los volcanes europeos activos están en islas como Islandia o en territorios de soberanía europea pero alejados del viejo continente, como las Islas Canarias (a más de 1.000 kilómetros de Europa y menos de 100 de África) o las islas francesas en el Pacífico.

El estudio sobre la región de Eifel asegura que la velocidad a la que se está elevando la tierra, ese milímetro al año, “es, en términos geológicos, enorme”. La región vio sus últimas erupciones volcánicas hace más de 11.000 años y los científicos creen ahora que aquellas explosiones fueron muy potentes y hasta modificaron la zona, creando varios lagos, entre ellos el Laach. Comparan aquellas erupciones con la del volcán filipino Pinatubo, que en 1991 lanzó a la atmósfera 5.000 millones de metros cúbicos de cenizas y polvo.

Vista área del lago de Laach, el cuál es el cráter de un volcán muy poderoso, Cuando erupciono cambio la geografía de EuropaGentileza

Las erupciones de los volcanes de la zona llevaron cenizas por el norte hasta Suecia, por el oeste hasta la costa atlántica francesa y por el sur hasta Italia porque su columna de cenizas alcanzó hasta los 30 kilómetros de altura, tres veces más que la altitud a la que vuela un avión comercial.

Los científicos explican también que el vulcanismo de la región es particular porque sus volcanes no se formaron, como la mayoría de los del planeta, por el encuentro entre dos placas tectónicas.

Se formaron por la existencia de un “punto caliente”, un lugar por donde sube hacia la superficie desde el manto terrestre la lava incandescente en estado líquido. En medio de una placa. Algo más al sur, a las orillas del Rihn, hay géiseres que cada dos horas expulsan chorros de agua con una altísima composición de CO2.

La región de Eifel es una de las zonas con más densidad de población del continente europeo. Una erupción de tipo explosivo como la del Pinatubo afectaría a la Renania alemana, al sur de Holanda, a Bélgica y a Luxemburgo.

Otro de los peligros, aún sin erupción, es que los movimientos bajo la superficie provoquen terremotos lo suficientemente fuertes como para provocar daños materiales y humanos. En los registros históricos hay terremotos en la región de más de 6 grados en la escala de Richter.


Por las redes