miércoles 24 de febrero de 2021

Un artista decoró su casa como una escena de masacre por Halloween. Foto Dallas Observer.
Mundo

A un hombre se le fue la mano con la decoración de Halloween, llenó su casa con ‘cadáveres’ y tuvo que dar cuentas a la Policía

Un artista plástico esparció muñecos ensangrentados en el frente de su domicilio y los vecinos llamaron a las autoridades.

Un artista decoró su casa como una escena de masacre por Halloween. Foto Dallas Observer.

La celebración de Halloween ya no es un evento solo estadounidense sino que gracias a los medios de comunicación y a la globalización, la tradición norteamericana se expandió al resto del mundo, ganando adeptos en cada rincón del planeta.

Un artista decoró su casa como una escena de masacre por Halloween. Foto Dallas Observer.

Algunos lo toman a la ligera pero otros se esmeran mucho en conseguir los mejores disfraces y decoraciones para lograr el máximo de los efectos al intentar aterrorizar a todos los que se animen a ver trajes, indumentaria y objetos afines.

Un artista decoró su casa como una escena de masacre por Halloween. Foto Dallas Observer.

Pero siempre aparecen entusiastas que están dispuestos a ir un paso más allá y le dan una vuelta de tuerca. Fue el caso del artista Steven Novak, quien decoró el frente de su casa como si fuera la escena de un asesinato múltiple. Su domicilio, ubicado en Dallas, Texas, desparramó en el frente de la casa un par de muñecos que simulaban ser cadáveres bañados en charcos de sangre.

Un artista decoró su casa como una escena de masacre por Halloween. Foto Dallas Observer.

También agregó restos humanos de utilería sobre una carretilla y un supuesto cuerpo envuelto en una bolsa plástica negra. Semejante escena motivó a que reacción visceral de los vecinos, quienes llamaron a la Policía ante el espanto que les provocó el cuadro terrorífico.

Un artista decoró su casa como una escena de masacre por Halloween. Foto Dallas Observer.

“Durante estos últimos días he recibido la visita de la policía dos veces para preguntarme si la sangre y los cadáveres eran míos. A pesar de que han reconocido que les encanta, me han dicho que vienen a casa por orden del sargento”, aseguró el artista al diario local The Dallas Observer.