A los 118 años falleció la hermana André, la persona más longeva del mundo

Lucile Randon, más conocida como Hermana André, murió a sus 118 años.
Lucile Randon, más conocida como Hermana André, murió a sus 118 años.

La francesa Lucile Randon murió en horas de la madrugada mientras dormía en una residencia para ancianos en el municipio de Toulon.

La Hermana André, la persona más longeva del mundo, murió hoy a las 2 de la mañana mientras dormía en una residencia para ancianos ubicado en el municipio de Toulon, al sur de Francia según contó su portavoz. “Sentimos una gran tristeza, pero ella ya lo quería, su deseo era reunirse con su hermano adorado. Para ella, es una liberación”.

“Falleció mientras dormía, estaba dormida y partió en paz” fue lo que dijeron las autoridades del gobierno francés al dar parte de su deceso.

La religiosa tiene cuatro sobrinos nietos y muchos bis sobrinos nietos
La religiosa tiene cuatro sobrinos nietos y muchos bis sobrinos nietos

Lucile Rondon el 19 de abril de 2022 se convirtió en la persona viva más longeva del mundo tras la muerte de la japonesa Kane Tanaka a los 119 años de edad. Por eso el libro Guiness de los Récords le confirió rango de la persona más anciana del mundo el 25 de abril de 2022.

Sor André, en el último tramo de su vida ciega y en silla de ruedas, no escondía su cansancio y confesaba que su deseo era “morir pronto”. “Dios no me escucha, debe estar sordo”, dijo la mujer en una larga entrevista con la AFP en febrero del año pasado.

La monja nació el 11 de febrero de 1904 en Alés en el seno de una familia protestante no practicante. Fue bautizada de grande, a los 26 años de edad. A los 46 tomó los hábitos religiosos en la congregación de las Hijas de la Caridad y trabajó hasta finales de los años 1970.

Sin embargo, siguió dedicándose a la voluntad de Dios. Ella declaró que el “trabajo me hace vivir” y lo hizo hasta los 108 años, cuando su cuerpo no se lo permitió más.

En 2021 se contagió de COVID-19 y lo pudo superar sin dificultades, por lo que recibió numerosas cartas de muchas partes del mundo, a las que respondía, salvo cuando le pedían pedazos de su cabello.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA