Sebastián Serrani: “El árbol y el agua son nuestra mejor arquitectura”

Sebastián Serrani, coordinador Premios Edificar
Sebastián Serrani, coordinador Premios Edificar

Es coordinador de los Premios Edificar, una propuesta cultural para repensar los espacios habitados en Mendoza.

Por Victoria Navicelli. Contactala aquí. / Fotos: Luis Guiñazú Fader.

La arquitectura es la expresión más sutil de la vida en sociedad. Nos recuerda que estamos vivos y, como arte en sí misma, es protagonista de una época marcada por la transformación del paisaje. Este arte, considerado el mayor de todos, ha dado forma a un reconocimiento que, desde Mendoza, se realiza de forma sostenida con el propósito de descubrir nuevos potenciales pero, sobre todo, realizar un aporte a la cultura y a la formación profesional de los arquitectos. Hablamos del Premio Edificar que, en 2021, celebra su novena edición. El arquitecto Sebastián Serrani es el coordinador del galardón que, desde 2002 otorga la Red Edificar.

Sebastián Serrani, coordinador Premios Edificar
Sebastián Serrani, coordinador Premios Edificar

Esta propuesta pretende incentivar y dar prestigio a la labor de los arquitectos mendocinos premiando, entre otros aspectos: obras que realcen los valores arquitectónicos y urbanísticos; la relación de la obra con su entorno inmediato (la naturaleza, el barrio, la ciudad); y el buen uso de los materiales y la adopción de tecnologías apropiadas o de uso corriente en la zona de construcción de la obra. A la premiación tradicional del Premio a la “Obra Construida” se suman dos grandes novedades, se trata de categorías innovadoras con especial énfasis en los nuevos talentos de la arquitectura: “Proyectos Finales de Carrera” y el “Concurso de Innovación y Desarrollo Módulo Edificar”.

Estamos cerca de una nueva edición de los Premios Edificar, ¿qué novedades tendrá en 2021?

Este concurso está pensado para abordar el hecho arquitectónico desde muchos puntos de mira, por eso nosotros le llamamos como un “concurso 360″, haciendo alusión a una figura. “360″ porque toca, por un lado, al punto de vista ejecutivo que son las empresas y agentes de la obra en general; por otro, el punto de vista reflexivo-conceptual que son los pensadores y los agentes de la cultura de las universidades y, por último, el punto de vista institucional en donde entra lo público y lo privado.

Es una forma de abordar a la arquitectura desde diferentes puntos de vista y darle espacio a cada entidad. Y, para esta novena edición, que ha sostenido la idea clásica de obra construida donde se reconoce a la obra más importante de Mendoza; se abren dos ventanas que permite acercar el premio a las nuevas generaciones. Se hace un concurso para tesis de grado y un concurso de un hábitat experimental para el territorio y paisaje de Mendoza.

¿En qué consisten?

Los tres premios tienen la intención abarcativa de las generaciones y las escalas de trabajo.

La categoría “tesis de grado” está destinada a estudiantes avanzados de las tres universidades mendocinas (Mendoza, Congreso y UNCuyo). Lo que se hará es una selección de tesis destacada para generar un panorama de la visión joven de la arquitectura y urbanismo mendocino. Es una idea de salirnos de la premiación típica y generar una estructura de visión de los jóvenes. Pueden participar solo unidades académicas de Mendoza.

El concurso del “módulo edificar que es un hábitat experimental para el territorio y paisaje” de Mendoza, es nacional, pueden participar tanto estudiantes avanzados de todas las facultadas de arquitectura de la Argentina y arquitectos nobles matriculados. Por su parte, la categoría “Obra Construida”, solo pueden participar ideas de obras construidas en Mendoza.

¿Cuál es el perfil del premio?

Es hacer pie en la cultura mendocina. Los tres premios están anclados en el territorio de Mendoza. Si bien el segundo es nacional, el territorio de inserción sigue siendo la provincia. Es decir, el módulo edificar es para que se inserte en diferentes geografías de la provincia, ya sea en el desierto, en la montaña, trabajar situaciones de agua, de clima, en una zona rural o en la misma ciudad. Son dispositivos para el paisaje. La idea que subyace es trabajar el territorio de Mendoza también desde un borde cultural. Y eso es un punto importante en el diseño de los premios de este año.

Sebastián Serrani, coordinador Premios Edificar
Sebastián Serrani, coordinador Premios Edificar

Cada edición resalta las bondades de los profesionales

Al ser la novena edición ya empieza a haber un archivo de obra, es muy importante ver dónde es que está situado el premio. La Red ha generado una biblioteca de arquitectura, es decir, un registro de obra que va a permitir ver el pasado (la construcción de lo sucedido) y generar nuevas aperturas hacia futuro. Se trabaja con lo construido para pensar en lo que se puede construir a futuro.

La participación

El 29 de octubre cierran las tres categorías. En noviembre se realiza la jura y a finales de dicho mes la premiación con exposiciones y una serie de proyectos de comunicación.

Tenés expectativas en cuanto a las propuestas que se presentarán

El concurso es un ilusionador, es un espacio para generar miradas y sueños. Buscamos encontrar nuevas ideas, arquitectura con nuevas visiones y pensamientos innovadores. Los proyectos ganadores siempre tienen un plus. Una obra que abre puertas y genera nuevas visiones, es lo que se busca en toda jura.

Cuál es el desafío, sobre todo, en tu rol como coordinador de los premios

Revisar lo sucedido, tomar la esencia del premio y también actualizar, adecuar volver a una visión contemporánea del premio. Si bien el premio es local, tiene una posición nacional, pero también global. La mirada del premio está abierta, pues hablamos de un mundo con problemáticas globales. Esta apertura tiene que ver con la actualización del premio y también con los aportes que hace la Red Edificar al construir esta visión. En el fondo es la Red la que genera una posición distinta en la sociedad y eso hay que valorarlo.

También estás empapado en lo académico

Sí, estoy a cargo de la secretaria académica de la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño de la Universidad de Mendoza (UM) y este vínculo entre lo académico y lo profesional es vital en la enseñanza. Siempre lo fue, pero hoy el quehacer académico está más unido que nunca a la labor cotidiana.

Y el desafío actual de formar profesionales con una mirada más amplia

La visión del cuidado del contexto, desde el punto de vista de la sustentabilidad, habla del cuidado de la naturaleza y de la arquitectura como parte de un sistema de vida. No es una idea nueva, siempre existió, pero el abordaje de la sustentabilidad hoy cobra una dimensión diferente, y también en lo que refiere a necesidades. En la actualidad, la arquitectura no puede estar aislada de un pensamiento social, humano y, sobre todo, solidario.

Qué crees que le depara a la arquitectura como profesión

La arquitectura como un arte basado en la creatividad siempre ha tenido que reinventarse. En cada movimiento o cambio global ha estado la arquitectura acompañando los procesos mundiales, con creatividad e innovación. En algunos momentos, yendo un paso adelante en los procesos y, en otros, un paso atrás. No es lineal, pero hoy los formatos han cambiado. Las familias no son las mismas, con lo cual los dispositivos habitacionales necesitan nuevas formas de arquitectura.

La pregunta, también es, si las nuevas formas de arquitectura están acorde a las formas de vida y a las necesidades. Es ahí donde hay que trabajar desde el arte y la invención para que la arquitectura pueda estar acorde a los tiempos actuales.

Qué te sorprende más de Mendoza

El paisaje. La arquitectura del árbol, el paisaje de Mendoza basado en todo lo que se ha generado como desierto habitado, lo entiendo como el punto más importante que tenemos como cultura en donde, además, se inserta la arquitectura. El sistema de acequia, árboles, redes; todo ese ecosistema que da vida a la arquitectura la precede a la arquitectura que estamos habitamos. Esa es nuestra mayor y mejor arquitectura.

Claro, la arquitectura vino a ocupar un lugar…

Sí, pero hay un sistema de paisaje habitado, un territorio que se empezó a dibujar y que terminó en este oasis que es, realmente, un hito a nivel nacional. Y, sobre todo, la estructura que lo sostiene que está basado en árbol y acequia.

Sebastián Serrani, coordinador Premios Edificar
Sebastián Serrani, coordinador Premios Edificar

Motivo por el cual Mendoza es uno de los puntos turísticos más importantes del país

Los turistas vienen a Mendoza por eso. En muchas ciudades existe este tamizado, solo hay arquitectura. Este paisaje y como tamiza con los edificios, nos hace diferentes y, también, tiene que ver con nuestra forma de ver y sentir ser mendocinos.

Y la necesidad de valorarlo como una red

Sí, entender que es importante valorarlo como sistema que permite la vida en un lugar, porque no es un lugar del agua, sino “la ciudad del agua y de los árboles”. Por eso tiene otra escala, una escala de territorio, de red.

Es muy poético…

Sí, pues tiene lo poético de transitar por una ciudad amable, de volverla sensible. Y ese es el sentido de la arquitectura.

Por eso se dice que el profesional de la arquitectura es también arte

La idea de arte que despierta la arquitectura. Se la ha considerado como el arte mayor, sino también el arte que puede despertar en las personas. Volver sensible a la gente. Los espacios sensibles, sensibilizan a quien los transitan.

¿Existen nuevos temas en la profesión?

Sí, se habla de nuevos temas en todo el mundo, y cada lugar tiene el propio. La relación de la arquitectura con el agua siempre estuvo en la provincia, pero ahora tiene nuevas lógicas y complejidades que hay que entenderla. El agua es una reflexión de todos los espacios. Hay que pensar a la arquitectura como un elemento más dentro del paisaje.

Coincidimos en que la arquitectura es algo vivo

El territorio está en constante movimiento y la arquitectura es un organismo vivo. Es una red viva y la arquitectura forma parte de esa vitalidad.

Los agentes de la cultura intervienen en los procesos. Y la Red Edificar hace un aporte a la cultura al pensar la ciudad. El trasfondo del concurso es ese, repensar la ciudad y la arquitectura más allá de la premiación en sí, hay un compendio de pensamientos que se van dando y esto sirve para generar nuevos aportes a la cultura.

Además, el CAMZA (Colegio de Arquitectos de Mendoza, FADEA (Federación Argentina de Entidades de Arquitectos), FPAA (Federación Panamericana de Asociaciones de Arquitectos) y las Facultades de Arquitectura de la Universidad de Mendoza, Universidad de Congreso y Universidad Nacional de Cuyo, también formarán parte. En la categoría de obras construidas, podrán participar las realizadas en Mendoza desde el 1 de enero de 2017 hasta el 30 de setiembre de 2021. El plazo máximo de presentación de trabajos será hasta el 29 de octubre de este año.

¿Querés leer la edición interactiva digital de la Revista ClubHouse? Hacé clic aquí

Conocé más sobre Revista ClubHouse.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA